1.800 kilos de plaguicidas caducados fueron recolectados en Mostazal para su adecuada eliminación

La iniciativa de AFIPA busca proteger la salud de las personas que trabajan en el campo y el patrimonio medioambiental.

128

En la Región del Libertador B. O’Higgins (Mostazal), el 28 de septiembre de 2021, se realizó por tercera vez, un punto de recepción de plaguicidas caducados, en una acción de eliminación y producción limpia organizada por la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Productos Fitosanitarios Agrícolas (AFIPA). El punto de recepción realizado en Mostazal, contó con una adhesión de 12 empresas agrícolas y agricultores, que entregaron un total de 1.800 kilos de plaguicidas caducados/vencidos.

Es importante destacar que los fitosanitarios caducados son residuos peligrosos, según la normativa legal vigente, por lo que es importante esta acción de retiro y eliminación adecuada por su potencial riesgo para la salud y el medio ambiente.

Esta actividad cuenta con una preparación previa y consiste en que la empresa/agricultor debe realizar un inventario de los productos que desea eliminar e informarlos a Afipa, quién analiza su factibilidad de eliminación con el destino final donde serán valorizados. Los inventarios deben contener el nombre comercial del plaguicida, porcentaje de ingrediente activo, tipo de formulación, cantidad (kg/lt) y cada envase debe tener su etiqueta. De este modo, el agricultor se asegura de que todos los productos aceptados por el destino final de valorización serán recepcionados en terreno. 

Patricia Villareal, Gerenta General de AFIPA, destacó que “se ha trabajado en el uso responsable de los fitosanitarios en todo el proceso agrícola, en primera instancia en lo que se refiere a disminuir el uso y favorecer la disminución del almacenaje, pero como esto no significa una solución al 100%, la recepción de fitosanitarios caducados, es otra acción necesaria que contribuye en la tarea de regular y crear conciencia en la comunidad sobre el buen uso de estos productos para la protección de los cultivos”. 

Francisco Carrasco Valenzuela, Ingeniero Agrónomo de Sugal,Chile empresa dedicada a la producción de pulpa de tomate y frutas, afirma que “estamos orientados a la producción sustentable, por lo que cuidamos que todos nuestros procesos sean de manera limpia y sin contaminar el medio ambiente. Un punto crítico son los agroquímicos que están en su fecha de caducidad, que no pueden permanecer más de 6 meses en bodega y por ende debemos seguir un protocolo para su eliminación. AFIPA nos entrega su apoyo en el proceso de eliminación de estos agroquímicos vencidos, estas actividades son de gran importancia ya que los agroquímicos vencidos tendrán una disposición final segura y evitando que sean un potencial contaminante del ambiente”.

El día de la recepción, los fitosanitarios caducados fueron recepcionados y enviados a destino final autorizado por las Autoridades de Salud y Medio Ambiente, para su valorización. Cada una de las empresas que entregó sus plaguicidas caducados, posteriormente recibirá un certificado notarial, de importancia para la empresa ya que con este documento demuestra ante la autoridad fiscalizadora que ha eliminado sus fitosanitarios caducados según la normativa ambiental vigente. “La actividad se desarrolló en un lugar muy accesible y seguro. Las personas que me atendieron fueron muy amables y me explicaron todo el proceso. También se me informó la finalidad de esta campaña de recolección de agroquímicos”, agrega Francisco Carrasco. 

Finalmente, el profesional a cargo de todo este proceso Armin Clasing sostuvo que todo el proceso de preparación previa y recepción de estos residuos se desarrolló en forma normal. Los agricultores fueron atendidos prontamente y los caducos recepcionados fueron introducidos en contenedores estanco según su presentación física y composición química de su ingrediente activo. Este procedimiento facilita posteriormente el manejo en el destino final de eliminación/valorización