11º Juzgado de Garantía de Santiago ordena la prisión preventiva de imputados por envío y colocación de artefactos explosivos

111

En horas de la madrugada de hoy –sábado 25 de julio–, el Undécimo Juzgado de Garantía de Santiago decretó la prisión preventiva de Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero Sepúlveda, imputados por el Ministerio Publico como autores de los delitos de envío y colocación de artefactos explosivos, entre otros. Ilícitos que habrían perpetrados entre julio de 2019 y febrero pasado, en la Región Metropolitana.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 6.299-2020), realizada vía videoconferencia y que se extendió por más de siete horas, la magistrada Mónica Vergara Maldonado ordenó el ingreso de Solar Domínguez a la Unidad Especial de Máxima Seguridad de Gendarmería y de Caballero Sepúlveda al Centro Penitenciario Femenino de San Miguel, por considerar que la libertad de los imputados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y peligro inminente de fuga debido a las penas que arriesgan los imputados. Además, fijó un plazo de investigación de seis meses.

Al momento de resolver las medidas cautelares, la magistrada Vergara Maldonado tuvo en cuenta: «La cantidad de delitos por los cuales los imputados han sido formalizados, el carácter de estos ilícitos, la forma de comisión; que en la 54ª Comisaría había civiles, no solamente funcionarios policiales y que, eventualmente, más de alguno de ellos pudo haber resultado lesionado por la detonación del artefacto explosivo. Esos antecedentes, a juicio del tribunal, superan con creces cualquier criterio para establecer prisión preventiva, motivo por el cual se hace lugar a la petición al Ministerio Público: se decreta el ingreso en prisión preventiva para ambos».

Según el ente persecutor, en horas de la mañana del 24 de julio de 2019, el imputado Solar Domínguez envío, utilizando una identidad falsa, desde una sucursal de correos ubicada en la comuna de El Bosque, dos encomiendas contenedoras de sendos artefactos explosivos, las cuales detonan al ser abiertas por los destinatarios. La primera encomiendas fue remitida a nombre de Manuel Guzmán Hernández, mayor de Carabineros y comisario de la 54ª Comisaría de Huechuraba, quien la recibió aproximadamente a las 12.40 horas del día siguiente, 25 de julio de 2019, en su oficina, lugar donde se encontraba junto al cabo primero José Luis Aguayo Montiel.

Al proceder el mayor Guzmán Hernández a abrir el paquete, se activó el artefacto explosivo, cuya detonación provocó lesiones graves a Guzmán Hernández y Aguayo Montiel, daños materiales de consideración en la unidad policial; además de lesiones de diversa consideración a los funcionarios policiales Érica Bravo Aravena, Estefanía Contreras Parra, José González Parra, Valeria Alvarado Marín, Camila Chaparro Salas y Hugo Chamorro Pinto.

La segunda encomienda fue enviada a la oficina del gerente legal del consorcio empresarial Quiñenco y exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter Kirberg, ubicada en la comuna de Las Condes, destinatario que recibió la encomienda cerca de las 10.30 horas del 25 de julio de 2019, paquete que no abrió, lo que permitió su desactivación por el Gope de Carabineros.

El segundo hecho, y en el que tuvieron, según la fiscalía, participación ambos imputados, se registró alrededor de las 22.10 horas del 26 de febrero pasado. Ocasión en la cual Caballero Sepúlveda y Solar Domínguez ingresaron caracterizados al motel Tropical, ubicado en la comuna de Santiago, llevando consigo ocultos en un bolso, dos artefactos explosivos de fabricación artesanal. Caballero Sepúlveda llevaba, además, elementos de caracterización adicionales, los que emplearon al día siguiente.

De este modo, a las nueve de la mañana del 27 de febrero de 2020, la pareja salió del motel caracterizados de manera distinta a la del ingreso, portando, al interior de un bolso, los artefactos explosivos, con los cuales se dirigieron a la comuna de Vitacura, arribando pasadas las 10 horas a las cercanías del edificio Tánica, ubicado en avenida Santa María.

En el lugar, Caballero Sepúlveda entregó a Solar Domínguez un sombrero y un abrigo, especies que el imputado utilizó para dirigirse al edificio portando las bombas, ahora, adentro de una maleta. Caballero Sepúlveda se quedó en las cercanías prestando cobertura y vigilancia por alrededor de diez minutos; luego, se dirigió hacia el poniente de la ciudad de Santiago, deshaciéndose en el trayecto de la casi totalidad de las especies que todavía conservaba en su poder.

En tanto, Solar Domínguez se dirigió al edificio Tánica para colocar y activar los dos artefactos explosivos, colocando uno adosado a un banco de concreto y el otro al interior de un contenedor de basura metálico, en el sector de áreas verdes del complejo. Artefactos que detonaron cerca del mediodía con una diferencia de alrededor 30 minutos.

Finalmente, al momento de su detención, realizada en horas de la madrugada de ayer, viernes 24, en los respectivos domicilios de los imputados, la policía sorprendió a Caballero Sepúlveda, manteniendo en su poder una bolsa con 157 gramos de marihuana.

En la audiencia de formalización, el Ministerio Público imputó a Francisco Javier Solar Domínguez responsabilidad, en calidad de autor, en: dos delitos consumados de envío de encomienda explosiva; dos delitos de homicidio frustrado de carabinero en ejercicio de sus funciones; un delito frustrado de homicidio calificado, respecto a Rodrigo Hinzpeter; un delito de lesiones menos graves a carabinero en ejercicio de sus funciones; cinco delitos de lesiones leves a carabinero en ejercicio de sus funciones; un delito consumado de usurpación de identidad y un delito consumado de daños calificados a dependencias de la 54ª Comisaría de Huechuraba.

Con relación al hecho signado como número 2, el ente persecutor imputó a Solar Domínguez y Caballero Sepúlveda en calidad de autores de dos delitos consumados de colocación y activación de artefactos explosivos. Además, Caballero Sepúlveda fue imputada como autora del delito de microtráfico.