20 buenas razones para dejar de fumar

168

Al decidir dejar de fumar se inicia un camino muy difícil que tiene como meta abandonar para siempre el cigarrillo y de paso evitar los problemas asociados con la adicción a la nicotina.

Cada persona tiene sus propias motivaciones para dejar el cigarrillo, por salud, ahorro o el color de los dientes, pero es indudable que dejar este mal hábito impacta de manera positiva la vida de una persona.

  • Aumenta en promedio 10 años la expectativa de vida.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de pulmón, de garganta, de páncreas, vejiga y boca.
  • Se reducen las posibilidades de padecer hipertensión arterial.
  • Después de un año sin fumar se reduce a la mitad la posibilidad de un ataque cardíaco.
  • Bajan las probabilidades de contraer enfermedades cardíacas en general, accidentes cerebrovasculares y cataratas.
  • Aumenta el presupuesto del ex fumador en aproximadamente $1.300.000 al año.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes.
  • Mejora la función pulmonar en un 30% luego de 3 meses sin fumar.
  • Se reduce significativamente el riesgo de infección en las vías respiratorias.
  • La persona que deja de fumar luce más saludable.
  • Desaparece el color amarillo de dedos y uñas.
  • Mejora la salud bucal.
  • Favorece la fertilidad.
  • Se normaliza el sentido del gusto.
  • Una de las causas de los ronquidos se elimina.
  • Mejora considerablemente el olfato.
  • El ex fumador deja de oler a humo de cigarrillo.
  • Baja la probabilidad de que algún miembro de la familia adquiera el mal hábito.
  • El hogar queda libre del humo del cigarrillo.
  • Una de las causas de problemas de disfunción eréctil desaparece.