Alianza productiva potencia trabajo de artesanas aymara en Arica y Parinacota

Nuevo convenio de cooperación entre INDAP y la Fundación Artesanías de Chile, permitirá a un grupo inicial de 21 artesanas de las comunas de General, Putre y Arica, perfeccionar su trabajo de artesanía textil.

97

Uno de los tesoros patrimoniales característicos de Arica y Parinacota es su artesanía textil que posee una distintiva raigambre aymara: prendas de vestir y diferentes utensilios confeccionados en fibra de alpaca son resultado de los saberes ancestrales transmitidos oralmente, generación tras generación. Potenciar ese acervo cultural es el propósito de una Alianza Productiva suscrita entre INDAP y la Fundación Artesanías de Chile; el acuerdo iniciará sus acciones con 21 personas dedicadas a la confección de piezas textiles. El grupo está conformado por artesanas de las comunas de General Lagos, Putre y Arica; entre sus integrantes destaca un artesano.

Acorde a las restricciones que impone la pandemia generada por el Covid-19 y las sugerencias de la autoridad sanitaria, la firma de este acuerdo se realizó de manera remota a través de plataformas digitales. Participaron de la ceremonia online, el director nacional de INDAP, Carlos Recondo; la directora ejecutiva de la Fundación Artesanías de Chile, Claudia Hurtado; el director regional de INDAP Arica y Parinacota, Juan Horacio Grant; y Luzmira Mamani Amaro, artesana participante en el proyecto.

El director nacional resaltó que esta Alianza Productiva es la primera de este tipo que INDAP implementa en el norte grande del país. Enfatizó que INDAP es una institución de fomento productivo que junto al trabajo en la agricultura y la ganadería, también ayuda a preservar y conservar el patrimonio cultural, inmaterial y las tradiciones, a través del apoyo a la artesanía. “Estamos cumpliendo con nuestra misión principal al visibilizar el quehacer de hombres y mujeres artesanas. Con esta Alianza Productiva queremos entregarles herramientas para un desarrollo comercial que dé sustentabilidad a sus actividades”, comentó Carlos Recondo.

El acuerdo promueve el trabajo textil que realiza este grupo de usuarios de INDAP e implementará talleres para mejorar la calidad y estándares de la materia prima, perfeccionará los procesos de teñido y acabado, también se explorarán nuevos diseños. Con ello se busca obtener nuevas creaciones que ingresen al mercado con un valor agregado: piezas confeccionadas con insumos, técnicas y prácticas artesanales, distintivas de un territorio específico como Arica y Parinacota. Los trabajos serán exhibidos en los canales de venta de la Fundación Artesanías de Chile, como su página web y la tienda que funciona en el Centro Cultural Palacio La Moneda, en Santiago.

La directora ejecutiva de la Fundación Artesanías de Chile, Claudia Hurtado, destacó la implementación del convenio como una oportunidad para perfeccionar el hilado de la fibra natural de alpaca, obtener una materia prima y una gama de productos de mejor calidad. “Esta Alianza Productiva sentará un precedente y es importante aprovechar las posibilidades que entrega. Es el puntapié inicial para una alianza significativa para artesanas y artesanos aymara. Es un convenio virtuoso”, señaló.

La confección de prendas de vestir como faldas, ruanas, echarpes, ponchos, bufandas, calcetines, gorros y guantes, al igual que accesorios como alforjas, morrales, pieceras, frazadas, caminitos de mesa, elaborados con fibra de alpaca, es una práctica común en los distintos puntos geográficos del norte grande de nuestro país. En los llamados pisos ecológicos como el altiplano, la precordillera y los valles, alcanzando hasta los nevados del Taapaca (a más de 5.800 metros sobre el nivel del mar), surgen estas expresiones del arte y de los saberes del pueblo aymara.

Luzmira Mamani es usuaria de INDAP desde 2015 e integra el grupo inicial que da vida a este nuevo convenio de cooperación. Casada y madre de tres hijas, herederas de su saber ancestral: “siempre me ven trabajando en el telar, al igual que yo vi a mis padres de quienes aprendí lo que sé”. Sus orígenes aymara distinguen su vida y sus actividades: cultiva quinua, elabora hierbas medicinales y cría ganado camélido: llamas y alpacas; quehaceres complementarios a la artesanía textil. Participa en el Mercado Campesino INDAP que funciona en el mall Plaza Arica. Su producción de quinua y sus obras textiles han sido reconocidas con el Sello Manos Campesinas.

“La firma de esta alianza, fortalece el trabajo de apoyo para los artesanos y artesanas de la región. Podremos capacitarnos en lo que necesitemos, porque el avance del grupo lo determina la capacitación”, comentó. Sus expectativas son llegar a complementar colores y diseños nuevos que les permitan construir nuevas piezas textiles.

El convenio INDAP – Fundación Artesanías de Chile es un acuerdo proyectado inicialmente a cuatro años y, entre otros fines, busca ejecutar un adecuado seguimiento al avance comercial durante este proceso. El convenio se ejecuta al alero del Programa Alianzas Productivas de INDAP que impulsa 88 acuerdos entre pequeños productores agrícolas y 54 empresas diferentes, entre ellas, 15 Empresas Asociativas Campesinas (EAC). El programa abarca a 3.596 usuarios que han logrado encadenar su trabajo con diferentes empresas e industrias.