Brillante presentación de Benjamín Hites pero falla mecánica impide llegar al podio

En las 6 Horas de Nürburgring el chileno subió en el segundo turno al auto #89 del equipo Fiat-Akka, recibiendo el volante en el quinto lugar y entregándolo en el tercero en la categoría Silver. A un giro del segundo cambio de pilotos, el auto sufrió la rotura del sistema de aceleración lo que demoró la salida de su compañero Lucas Légeret.

109
Foto: #SRO

Era la carrera ideal para el piloto chileno Benjamín Hites (Fiat-Akka ASP) durante las 6 Horas de Nürburgring (Alemania) por la tercera fecha del GT World Challenge de Europa. Su compañero suizo Alex Fontana le había entregado el auto en la quinta posición de la serie Silver y tras 1 hora y 50 minutos de carrera del total de dos, y cuando estaba a minutos de entregar la máquina AMG al tercer piloto (Lucas Légeret), Hites experimentó la rotura del sistema del acelerador debiendo ingresar a pits antes de lo programado, entregado la máquina en la tercera ubicación.

El desperfecto mecánico fue rotundo para las pretensiones del trío chileno-suizo de subirse al podio, ya que la falla fue reparada después de 10 minutos de trabajo por el equipo de mecánicos. Cuando el suizo Légeret salió a las dos últimas horas lo hizo a siete vueltas del líder de la general, restando toda posibilidad de conseguir un buen resultado.

“Para mí fue una jornada de dulce y de agraz. De dulce porque hice una muy buena carrera donde me sentí con confianza y seguro, recibiendo el auto en el quinto puesto y entregándolo en el tercero de la categoría. Además en la general avancé hasta el puesto 18° luego de tomar el auto en la posición 23°. Y de agraz por lo sucedido a un par de minutos del término de mi turno, cuando el acelerador se fue a fondo”, explica el piloto de los colores de Fiat.

Recién se había abierto la ventana para el ingreso de los competidores a boxes para el segundo cambio de piloto cuando Hites sufrió la avería mecánica. Había recorrido 1 hora y 50 minutos del total de 2 horas. Su accionar había sido muy sólido en medio de los 47 rivales en la pista de Nürburgring, manteniéndose en los tiempos de los que aspiraban a estar en punta y donde el objetivo del equipo era estar en el podio. Al menos durante el período de carrera del chileno estuvieron en la ubicación de los ganadores, lo que dejó conforme al equipo.

Finalmente, Fontana-Hites-Légeret cruzaron la meta en el noveno lugar de la Silver Cup, a 8 vueltas del vencedor de la prueba general, el Team Dinamic Motorsport integrado por los alemanes Christian Engelhart y Sven Müller, y el italiano Matteo Cairoli en un Porsche, con 6:01’08”058. En la Copa Silver ganó el Aston Martin #159 Garage 59 de los británicos Andrew Watson y James Pull, y del francés Valentin Hasse-Clot, quienes vencieron por poco al Lamborghini #78 Barwell Motorsport. Ahora el volante de 21 años se concentrará en la cuarta fecha del GT World Challenge de Europa que se disputará el próximo fin de semana (11 al 13 de septiembre) en el autódromo de Magny Cours (Francia), una prueba que será por la Copa Sprint donde competirá junto al francés Jim Pla.