Clases online más ciberseguras: ¿Qué debemos considerar ante esta nueva modalidad de estudio?

Llegó marzo y ante la incertidumbre de cómo realmente se realizarán las clases durante el 2021, tanto el Ministerio de Educación como algunos centros educacionales ya han fijado sus formas de trabajo. Y si bien nada es 100% seguro, las clases en línea se mantienen siendo una opción, ya sea en mayor o menor medida, en colegios y universidades.

142
Imagen de Marc Thele en Pixabay

Desde hace más de 10 años que existen en Chile y en el mundo los colegios virtuales, una modalidad poco conocida y que consiste en instituciones que funcionan a través de Internet. ¿Y quién iba a decir que el 2020 se iba a caracterizar por masificar esta manera de hacer clases?

El año marcado por la pandemia, logró que un 60,5% de los colegios adoptara plataformas de educación remota o aulas virtuales; un 27,4% incorporó sistemas de videoconferencias y un 11,6% utilizó las redes sociales, según datos obtenidos por el estudio “Radiografía Digital de los Colegios en Pandemia”, realizado por VTR a 984 directores de colegios municipales y particulares subvencionados de todas las regiones de nuestro país entre agosto y septiembre de 2020.

Y ahora, para el 2021 la modalidad de estudio es un poco incierta. Si bien se espera poder retornar a las clases presenciales, los resultados de este mismo estudio indican que 7 de cada 10 colegios continuarán usando plataformas de videoconferencia tras volver al colegio de forma física. Una situación similar vivirán las universidades, quienes aseguraron que sólo el 9% de los programas volverá a la normalidad.

Ante esto, es importante informarse sobre las brechas de seguridad que podrían tener las distintas plataformas de clases o videoconferencia, por eso a continuación, haremos un breve recorrido de las sistemas online más utilizados el año 2020.

1.     Google Classroom

Esta herramienta creada exclusivamente para el mundo educativo nació el año 2014. En octubre de 2019 ya contaba con 40 millones de usuarios en más 230 países y desde principios de marzo de 2020 duplicó los usuarios diarios a 100 millones.

En Chile, de acuerdo al estudio presentado por VTR, un 60,5% de los encuestados aseguró haber adoptado plataformas de educación remota o aulas virtuales como Google Classrom, una herramienta gratuita, fácil de manejar y que permite que los profesores envíen tareas y se comuniquen con los alumnos.

Para acceder a las opciones que ofrece esta plataforma, los estudiantes deben tener una cuenta de Google, el cual actuará como identificador. Por lo tanto, tanto los profesores como los alumnos deben tener su Gmail.

Riesgos y recomendaciones:

Al ser una aplicación educativa, Google cuenta con políticas de privacidad más estrictas, las que prohíben hacer seguimiento y recopilar datos de los niños y niñas, excepto lo necesario con fines educativos. Sin embargo, si se activan algunas herramientas de Classroom, como por ejemplo YouTube, es posible obtener información. 

¿Qué hacer?

–          Por lo general, los correos electrónicos de Classroom son entregados por el centro educativo, por lo tanto si quieres acceder a los ajustes de privacidad conversa con la entidad para ver qué información puedes controlar para tener una cuenta más segura.

–          Si quieres saber qué datos compartes, revisa la opción “Datos y Personalización”, donde encontrarás información sobre contraseñas, direcciones, datos de navegación, entre otros. 

–          Asegúrate que tus hijos siempre utilicen las cuentas entregadas por los centros educacionales para acceder a clases, de lo contrario Google rastreará su comportamiento al navegar por Internet. 

–          Cuidado con los correos electrónicos. Los niños pueden enviar y recibir un e-mail, por lo tanto asegúrate de conocer quiénes son sus compañeros y profesores para saber con quién interactúa y así confirmar que no reciba mensajes ofensivos o falsos. 

–          En caso de que los niños usen un correo personal, asegúrate de configurar la privacidad de sus cuentas y datos de navegación.

2.     Microsoft Teams

El año 2017 se lanzó Microsoft 365 que integra Microsoft Teams. Dos años después de su creación, la plataforma registraba 19 millones de usuarios de forma semanal. Al llegar la pandemia, Teams educativo fue utilizado por más de 183.000 instituciones y la herramienta contó con más de 75 millones de usuarios activos diarios, llegando incluso a conectar más de 200 millones de participantes en un solo día.

Para los alumnos que utilizan Teams sus cuentas escolares de Office 365 deben ser administradas por el centro educacional que corresponda. En cuanto a la privacidad de los datos, Microsoft asegura tener un real compromiso, por lo que aseguran en su sitio web “nunca usamos los datos de tu Teams para mostrarte anuncios, no monitorizamos la atención de los participantes o el uso de multitarea durante las reuniones de Teams, tus datos se eliminan después de la rescisión o el vencimiento de tu suscripción y tomamos medidas firmes para garantizar que el acceso a tus datos sea restringido y definimos cuidadosamente los requisitos para responder a las solicitudes de datos por parte de los gobiernos”, entre otros.

Sin embargo, una importante falla de seguridad detectada el 2020 en Microsoft Teams y que ya se encuentra corregida, fue la exposición del robo de datos personales, al compartir imágenes animadas en formato GIF a través del chat. Una vez que la persona la recibía y era visualizada, corría el riesgo de un ataque de ransomware, ser víctima de robo o de eliminación de datos.  

Para tener una mejor protección al utilizar esta plataforma durante las clases, recomendamos:

–          Utilizar siempre la última versión de Teams. En caso de conectarse a través de un dispositivo móvil, es importante además contar las actualizaciones de las aplicaciones de App Store o Google Play.

–          Un usuario puede ingresar desde dos dispositivos diferentes a la misma cuenta, por eso es fundamental contar con contraseñas robustas y seguras, para evitar que terceras personas ingresen a la cuenta. Además, nunca se deben compartir las contraseñas.

–          Revisar las opciones de privacidad y asegurarse de estar entregando la información que realmente se necesita.

3.     Zoom

Un 27,4% de los centros educacionales, según el estudio “Radiografía Digital de los Colegios en Pandemia,” incorporó en su forma de trabajo plataformas de videoconferencia. En este sentido, dentro de las más utilizadas fueron Zoom y Google Meet.

La herramienta Zoom se hizo muy popular con la llegada de la crisis sanitaria. Según el reporte de la compañía la cifra de participantes a reuniones pasó de 10 millones en diciembre de 2019 a 300 millones en de abril de 2020. Sin embargo, este incremento de usuarios también dejó en evidencia importantes brechas de seguridad, como por ejemplo la falta de cifrado en las videollamadas; el descuido en su app que permitía a Facebook conocer los datos privados de los usuarios y el famoso “Zoombombing” (irrupción indeseada y perturbadora de un externo a la videoconferencia).

Y si bien Zoom ha actualizado su plataforma para entregar mayor protección, de igual manera tanto los profesores como los padres y alumnos deben mejorar los niveles de seguridad con el que utilizan la plataforma. Algunos sencillos consejos son:

–          Mantener actualizada la última versión de Zoom y utilizar la versión del navegador web, más que la app.

–          Nunca compartir el número de identificación o contraseña de la reunión con desconocidos y/o en redes sociales.

–          Las clases deben configuradas en modo privado.

–          Las contraseñas deben ser seguras para cada participante.

–          Habilitar la opción de notificar al anfitrión cuando alguien se quiera unir a la clase.

Iniciativas Ministerio de Educación

Durante el 2020, el MINEDUC promovió diversas iniciativas para apoyar a los colegios tanto públicos como privados que realizaron sus clases de forma virtual. Algunas de ellas fueron:

–          Sitio web aprendoenlínea.mineduc.cl: Se habilitó esta plataforma para los alumnos de educación básica y media.

–          “Aprendiendo a leer con Bartolo”: Software gratuito dirigido a niños y niñas de 1er y 3er básico para apoyar la lectura y escritura desde la casa.

–          Alianza MINEDUC con el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y Asociación de Telefonía Móvil (ATELMO), con el objetivo de que los estudiantes pudieran navegar de firma gratuita.

–          Distribución de SIM Cards: Junto con WOM se entregaron 3.500 chips a estudiantes prioritarios del país por tres meses.

–          Entrega de computadores: Más de 122 mil computadores fueron entregados a niños y niñas de 7° básico de establecimientos públicos y particulares subvencionados más vulnerables del sistema educativo.

–          Convenio con Google Classroom y Microsoft Teams.

Una clave segura debe tener:

1.       Extensión mínima de 9 caracteres.

2.       Mezclar letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

3.       Frases fáciles de recordar como pedazos de canciones.

Una contraseña se debe crear con

1.       Datos personales como Rut, direcciones, teléfonos, etc.

2.       Nombres de familiares.

Ejemplo contraseña segura:

1.       Con la letra de una canción y alternando mayúsculas y minúsculas: MICancionFavoriTa

2.       A la letra le podemos agregar símbolos: MI.Cancion(FavoriTa)

3.       Reemplazar y/o agregar letras por números: MI.C4ncion(Favor7Ta)

CSIRT de Gobierno.

Más información en revista CiberSucesos no. 7, enfocada en la vuelta a clases virtual (la pueden leer íntegramente aquí: https://www.csirt.gob.cl/recomendaciones/cibersucesos-no-7/)