¿Cómo podemos mejorar nuestra autoestima? (Parte 1)

328

Por Daniel Gacitúa

El concepto de autoestima parece ser muy importante para muchas personas, hay quienes dicen “Quisiera tener una buena autoestima”, y pareciera que aceptamos que el tener una autoestima alta favorece la felicidad y el bienestar en la vida.

Los autores llevan décadas hablando de este concepto y debatiendo sobre su definición y lo que implica, haciendo que definirlo sea bastante complejo, pero si nos referimos a la autoestima sana, podríamos decir que es “La actitud positiva hacia uno mismo, que incluye la tendencia a conducirnos (Es decir a pensar, sentir y actuar) en la forma más sana, feliz y autosatisfactoria posible, teniendo en cuenta el momento presente y también el medio y largo plazo, así como nuestra dimensión individual y social”.

Respecto a estrategias que permiten mejorar la autoestima y que tienen validez empírica, se cuentan:

1.Ser aceptado y apoyado:

La forma en que somos tratados por nuestros padres o cuidadores en la infancia, influye poderosamente en nuestra autoestima, y en que la aceptación y el rechazo de los demás puede seguir influyendo, aunque en menor intensidad, durante toda nuestra vida a través de nuestras relaciones con la pareja, los amigos, los compañeros, etc. Si la autoestima es deficitaria por no haber experimentado un apoyo suficiente en la infancia, puede desarrollarse en la vida adulta con la ayuda de relaciones que brinden un apoyo adecuado y suficiente.

El mero hecho de tratar a una persona con baja autoestima con amabilidad y empatía, puede ser una experiencia terapéutica poderosa porque en ocasiones, estas personas están familiarizadas con el rechazo y el desinterés y no con el respeto y la compasión.

El apoyo interpersonal es importante para la autoestima, la aprobación y el apoyo influye positivamente y se mantiene en el tiempo.

Sin embargo, la aceptación, la atención y el apoyo son necesarios para desarrollar una sana autoestima, pero no suficientes.

2.Recibir feedback positivo, sistemático y realista:

Para ayudar a una persona con baja autoestima conviene ofrecerle un feedback centrado en sus rasgos y conductas positivas, más que en las negativas. Este feedback positivo debe ser autentico, congruente y realista y es mejor ofrecerlo de forma gradual para hacerlo mas creíble y no crear resistencias.

Cuando utilizamos el feedback positivo y realista, por ejemplo, destacando las conductas positivas de la persona con baja autoestima, se genera una situación que la ayuda a crear y fortalecer su autoestima. Este feedback realista se vuelve aún mas necesario cuando la persona no dispone de otras personas que se lo brinden en su vida cotidiana.

Si la persona con baja autoestima vive en un medio hostil, conviene ayudarla a buscar ambientes mas favorables para que pueda relacionarse con personas significativas que le brinden apoyo y feedback positivo realista. El feedback positivo ayuda a la persona a activar sus creencias positivas acerca de si misma, que actúan después como profecías autocumplidas contribuyendo a mantener su autoestima. Así, si la persona es considerada valiosa y competente por alguien de su entorno y ella llega a verse de ese modo, tenderá a sentirse y actuar en formas congruentes con esa nueva visión de si misma.

La próxima semana les comentaré más estrategias para tener una autoestima sana.

Daniel Gacitúa
Psicólogo Clínico
Director Centro de Terapia Las Encinas
+56 9 82375790
www.centrolasencinas.cl

Imagen de engin akyurt en Pixabay