¿Cuándo y a quién debo llamar si tengo problemas en mi edificio?

Aunque la mayoría de los conflictos comunitarios pueden ser resueltos por la administración, existen varios donde es mejor llamar a Carabineros o a Seguridad Ciudadana, instancia municipal que también puede resolver peleas, actos sospechosos o delitos simples.

128

Muchas son las comunas y ciudades de nuestro país que han tenido que retroceder en sus fases del Plan Paso a Paso, debido a los altos contagios por COVID-19 que se han presentado en las últimas semanas. Regresan cuarentenas y fases 2, y con ello, mucha gente confinada en sus casas y departamentos, lo que trae consigo que miles de personas deban quedarse por horas en sus inmuebles. Y esto, en algunos casos, genera los infaltables conflictos entre vecinos.

Y aunque los problemas que se generan a partir de la convivencia en comunidad están lejos de ser novedosos, una persistente duda suele acosar a los vecinos de edificios y condominios: a quién y cuándo llamar cuando hay conflictos.

En general, buena parte de los problemas pueden ser enfrentados por los mismos vecinos, comunicándose entre sí, o con la administración de la comunidad, tratando de aplicar la reglamentación. Pero no siempre ellos pueden -o deben- encargarse de todos los problemas, pues a veces es necesario escalar el asunto a una autoridad mayor. Ahí se llama a Carabineros.

¿Cuándo? Veamos:

Violencia

Peleas, conflictos en áreas comunes, y en general cualquier altercado cuya violencia supere los niveles controlables son tema de Carabineros. Esto, porque ni el administrador ni el conserje tienen la capacidad, ni la obligación, de enfrentarse a personas violentas.

Lamentablemente, los conflictos en las comunidades no solo se dan entre vecinos sino que también entre residentes de una misma unidad. Han habido casos de testigos de violencia intrafamiliar en sus comunidades. Si bien es un tema complejo, al poder evitar seguir siendo testigo y/o intentar frenar esta compleja situación, se recomienda acudir a hacer una denuncia formal con carabineros.

Ruidos insoportables

Si bien los reglamentos son claros sobre cuándo se puede meter ruido y cuando no, ya sea música o martilleo,  en esos casos es deber de la administración multar a los pecadores. Pero si el ruido, o la constancia del mismo, supera niveles tolerables puede ser un buen momento para llamar a Carabineros.

Ojo, que también la seguridad municipal puede asistir en estos menesteres. De hecho, en comunas como Vitacura, el personal de seguridad cuenta con sonómetros que les permite verificar si el nivel de ruido supera los límites legales.

“Los ruidos molestos se pueden sancionar por distintas vías. Por una parte, haciendo una denuncia al 1403 y en el caso de Vitacura a los inspectores municipales, quienes concurren con un sonómetro, verifican que efectivamente se hayan sobrepasado los niveles autorizados y se cursa una infracción”, explica Cristian Araya, creador del Programa Denuncia Vitacura, en conversación con ComunidadFeliz.cl.

Sospechosos en la zona

Si bien la definición de “comportamiento sospechoso” es relativa, el alza en encerronas y portonazos mantiene a la gente en alerta ante cualquier persona o vehículo que actúe de manera irregular en el entorno de la comunidad.

En estos casos, el llamar a Carabineros para que “se dé una vuelta” puede ser una forma efectiva de reducir el riesgo, aunque existen alternativas menos invasivas, desde un mensaje al grupo de WhatsApp para que los vecinos “estén atentos”, hasta aplicaciones como “SoSafe”, la cual se encuentra conectada con la mayoría de los cuerpos de seguridad.

Otros delitos

“Más allá de lo que diga el reglamento de copropiedad, ningún funcionario del condominio está preparado para solucionar delitos como robo, daños a la propiedad privada o agresiones. En todos estos casos es mejor llamar a Carabineros para denunciar, aunque la idea es notificar a la administración para que, mediante cámaras y registros, puedan asistir a la investigación”, explica Trinidad Arcos, gerenta de asuntos corporativos de Comunidad Feliz.

Consejos

  1. Tenga a mano un listado con teléfonos de seguridad, desde el número del plan cuadrante de Carabineros hasta los teléfonos de emergencia, tanto nacional -133 y sus derivados- como los de la seguridad ciudadana de su comuna.
  2. Sepa, al revés y al derecho, el reglamento de copropiedad. De esa forma evitará perder el tiempo a los vecinos si se queja de algo que, por ley, está permitido, como puede ser hacer ruido por martillazos a una hora válida, o el que haya un olor desagradable como humo de cigarrillo o marihuana lo que, aunque molesto, no es necesariamente ilegal.
  3. Todo lo anterior puede facilitarse usando plataformas de software como ComunidadFeliz.cl, pues fortalece la comunicación dentro del edificio gracias a las múltiples herramientas que ofrece, como un muro virtual, correo interno, videoconferencias virtuales y otras herramientas que permiten interactuar a la administración con los copropietarios.