Del Alzheimer al COVID: startup armó en dos meses un laboratorio clínico con especialidad en biología molecular el cual se convertirá en la plataforma de distribución de sus futuros productos

Neurognos se encontraba desarrollando un test diagnóstico para la enfermedad de Alzheimer mediante tecnología PCR cuando la pandemia se desató por el mundo. Aprovechando la contingencia, el equipo liderado por Alejandro Bisquertt ordenó su prioridades y en pocas semanas armó una un laboratorio con una amplia capacidad de diagnóstico de la enfermedad COVID19 con el fin de poder contribuir en la pandemia, sin dejar de lado su meta original: un análisis para detectar Alzheimer en base a una muestra de de sangre.

152

Como buena parte de los negocios y emprendimientos que se vieron en problemas una vez desatada la pandemia mundial del COVID-19, debió re-enfocar su estrategia, que en ese momento lo tenía buscando levantar financiamiento para su proyecto inicial: un test de diagnóstico, basado en biomarcadores de miRNAs obtenidos de una muestra de sangre , para la detección temprana del Alzheimer

“Hicimos un levantamiento de capital entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, el que se alargó más de la cuenta producto del estallido social y otras cosas que fueron sucediendo. Finalmente se levantaron US $305.000 con 7 inversionistas, cuya valoración posterior fue de 2,8 millones de dólares”, comenta Alejandro Bisquertt, CEO de Neurognos, laboratorio que utilizó dicho capital en investigación y desarrollo.

Sin embargo, la pandemia cambió los planes originales. O al menos, les puso pausa, como cuenta Bisquertt.

La pandemia nos obligó a pausar un poco el desarrollo de nuestro primer producto para diagnosticar Alzheimer, ya que los proveedores de insumos a nivel mundial volcaron toda su producción a COVID. Echamos a andar varios desarrollos en microbiología -distintos a neurodegeneración que era nuestra expertise-  nos metimos en COVID como diagnóstico clínico, para lo que se creó una empresa llamada «Tested», que implementa y vende lo que se desarrolle en el laboratorio”, agrega el CEO.

¿Lo mejor de esto? Que sin querer queriendo, y “gracias” a la pandemia, esta startup biotecnológica se transformó en una suerte de minipyme con la cadena completa de servicios de biotecnología, sector clave para el presente y futuro del mundo actual

Estamos ayudando en un estudio clínico 100% Neurognos, estamos probando un test de saliva también 100% propio; hemos sido contratados para hacer ensayos de factibilidad y deterioro del virus y hasta inventamos una técnica propia para esto y la estamos patentando. Hay un equipo formado que está andando”, dice orgulloso, mientras explica la cadena de esta startup

Tested implementa y vende lo que se desarrolle en Neurognos. Tested tiene fuerza de ventas, maneja reembolsos, temas regulatorios y servicio al cliente, mientras todo lo que tiene que ver con desarrollo, las patentes, validaciones, puestas en marcha, lo ve Neurognos”, cuenta Alejandro Bisquertt, CEO de la startup, sobre la dinámica que simplificó las cosas en tiempo récord

Cómo se armó este laboratorio en dos meses, tenemos ahora esta plataforma donde podemos lanzar Neuroprecise, el cual es nuestro primer producto para Alzheimer, Es un test que a partir de una pequeña muestra de sangre y utilizando tecnología PCR es capaz de diagnosticar la enfermedad de manera rápida y efectiva.  Esto es porque antes si yo creaba un producto tenía que buscar un laboratorio y un distribuidor. Ahora ya lo tengo. Por lo tanto, sacamos ganancias por ambos lados”, agrega.

Financiamiento

Actualmente, Neurognos se encuentra justo en una nueva etapa de levantamiento de capital, donde pretenden levantar un millón de dólares, con capitales provenientes desde Chile y EE.UU., De la mano de, GaneshaLab, aceleradora boutique de escalamiento y Biotech Venture Capital nacional, pudieron tener acceso y conexiones con inversionistas chilenos y extranjero, debido a que fueron uno de los ganadores de la tercera generación que organiza esta aceleradora de negocios en biotecnología.

¿La idea? Solidificar lo alcanzado hasta ahora, pandemia mediante, sin olvidar el foco inicial: el test PCR para Alzheimer. “Nosotros seguimos desarrollando el test de diagnóstico para la enfermedad del Alzheimer. Pero decidimos cambiar la estrategia para lanzar en  Chile el producto a través de LDT (Laboratory Diagnostic Test), que toma menos tiempo”, asevera Bisquertt.

“Para eso estamos levantando capital. Entremedio estamos haciendo una validación analítica, estamos ampliando el set de muestras y en general parte del fondo es ver esos aspectos de carácter más comercial, como desarrollar un paper fármaco-económico donde pruebas cuáles son las ventajas económicas de tu tecnología frente a las alternativas médicas, cómo esto lo puedes ingresar al reembolso chileno como parte del Plan Auge, por ejemplo”, detalla el emprendedor.

“Hay que posicionar el producto a través de conferencias, entonces una parte de los fondos se va usar en terminar estos desarrollos, con la meta de tener el producto al tercer trimestre en el mercado chileno en desarrollo, marketing y posicionamiento”, sentencia el líder de Neurognos.