El cineasta Felipe Martínez Carbonell presenta Retrato Imaginario

90

El director de cine Felipe Martínez Carbonell estrena Retrato Imaginario, su último film. Se trata de un cortometraje de 15 minutos de fantasía, drama, terror y suspenso. En resumen, la trama presenta a una joven artista con cierto desequilibrio mental quien se conecta con su difunta madre por medio de la creación de un retrato familiar.

El cineasta argentino nacido en Rosario, es un apasionado de su trabajo, tiene un talento extraordinario para crear narraciones audiovisuales y experiencias emocionalmente poderosas para el público. Conjuntamente, la temática de este film es sobre el poder que tiene el arte de liberar y cambiar vidas. Felipe Martínez Carbonell se inspiró en la lucha de la mujer y en movimientos como Me Too en Estados Unidos y Ni Una Menos en Argentina.

En detalle, la historia principal del film se centra en Valeria, que dibuja el retrato de su familia para el aniversario de la muerte de su madre. El lado B de la historia es la necesidad de liberarse de su padre y abuelo con la ayuda de su difunta madre. Es decir, su madre representa la libertad y la generación pasada de mujeres. Valeria representa la mujer de la actualidad; que está preparada para luchar por su libertad. Ambas historias se cruzan dando como resultado “Retrato Imaginario”.

El film fue enviado a los principales festivales de cine. Y, en algunas semanas, confirmará fecha de estreno en Argentina. Se pueden ver avances y el detrás de escena en: https://vimeo.com/431917084

El rodaje

Retrato Imaginario se filmó en la casa de Gonzalo Martínez Carbonell, abuelo del Director, quien era coleccionista de cuadros y dedicó gran parte de su tiempo a trabajar en instituciones culturales como el Museo Histórico Provincial «Doctor Julio Marc», la Junta Municipal del Monumento Nacional a la Bandera y la Asociación Cultural El Círculo. Qué mejor lugar para filmar una película relacionada con el arte que una casa de un coleccionista de cuadros.

“El equipo técnico y artístico de Rosario fue muy profesional, a la altura de las producciones hollywoodenses. Filmamos con los actores Mirko Buchín en el rol del abuelo, Julio Chianetta en el de padre y Cecilia Li Causi en el de Valeria. Y tenemos pensado volver a filmar en Rosario para apoyar la cultura en esta hermosa ciudad donde nací”, destaca Felipe Martínez Carbonell.

El cineasta rosarino tiene un estilo definido. Sus películas trasladan a un mundo diferente creando un clima de detalles y entornos llenos de fantasía. En la estética de sus películas se tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle. La forma en que se conecta con los actores y con cada miembro del equipo técnico le ayuda a lograr su punto de vista único.

Todo esto es el resultado de su crecimiento en Argentina, donde desarrolló su pasión por el cine. Su formación artística en artes plásticas, literatura, escultura y diseño hacen una gran combinación para su estilo único como Director de Cine. Las historias que cuenta representan el equilibrio de sus diversos antecedentes y la forma estadounidense de hacer cine.

Sobre Felipe Martínez Carbonell

Desde su infancia, las películas han sido su pasión, así como las artes plásticas, la escultura, la literatura y el diseño. Proveniente de una familia que siempre estuvo relacionada con la cultura, Felipe creció rodeado de pinturas, museos, obras de teatro, cine y artistas.

Pérez Celis, un prestigioso artista plástico argentino de reconocimiento internacional, y amigo de su familia, quedó impresionado cuando vio una de las obras de arte de Felipe. La misma respuesta tuvieron otros artistas, incluida la novelista Alma Maritano, por la forma en que escribió novelas a una edad muy temprana. Y la artista plástica Beatriz Vettori, quien con una cámara captó a Felipe en pleno proceso creativo.  

Pero todo eso quedó atrás cuando Felipe descubrió la cámara de video de su padre a los 12 años. En ese momento, decidió centrarse en el cine. A los 18 años fue a la Escuela Provincial de Cine y Televisión de Rosario para estudiar Producción de Cine y Televisión.

Pronto Felipe comenzó a trabajar en sus propios proyectos, lo que le permitió formar su propia productora audiovisual: Hemisferio Films. Su primer cortometraje «Llantos» fue seleccionado por la Federación de Escuelas de Imagen y Sonido de Latinoamérica (FEISAL) para ser proyectado en Latinoamérica. Tenía sólo veintitrés años.

Luego, produjo, dirigió, escribió y editó su segundo cortometraje «Momento». En el que recibió el apoyo de Dante Taparelli con una introducción a lo sobrenatural. Este trabajo, ganó en la terna Mejor Cortometraje en el Festival de Cine Latinoamericano de Video de Rosario; por su enfoque innovador del género fantástico, por su estructura coral y episódica original, y por sus logros formales y narrativos.

Por otro lado, Felipe Martínez Carbonell produce comerciales y videos institucionales para empresas e instituciones. Entre estos trabajos se encuentran los realizados para Tarjeta Naranja, Fundación Conciencia, Ticket Indumentaria y el Centro Binacional ARICANA, por mencionar algunos.

Se mudó a Estados Unidos y siguió formándose. Allí logró el título en Producción de Cine en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Posteriormente, trabajó para productoras de cine como Defiant Pictures en Beverly Hills y Underground Films en Hollywood. También en películas como Dear Dictator (protagonizada por Michael Caín y Katia Holmes); The Haunting of Sharon Tate (con Hillary Duff, Wild Oats con Jesica Lange); The Amityville Asesinatos (con Burt Young); Wild Oats (con Jessica Lange, Shirley MacLaine y Demi Moore); The Murder of Nicole Brown Simpson (con Mena Suvari); High Holiday (con Tom Arnold) y Grace and Grit (con Frances Fisher).

En Estados Unidos creó Hemisphere Media, donde tuvo la oportunidad de trabajar con una variedad de clientes. Por ejemplo, la agencia de publicidad «Acento Advertising», Banner Health, FAB-gallery y para distintos artistas estadounidenses e internacionales.