El sexo casual no existe

393

Por Gisela Fischman

El beso de la muerte
En una entrevista realizada por el sitio Big Think, la antropóloga y bióloga Helen Fisher explica por qué el sexo casual no existe. Allí, la investigadora de la Universidad de Rutgers, menciona un estudio llevado a cabo con más de mil hombres y mujeres, en el cual la mitad de éstos creen que un buen primer beso puede encender las primeras chispas de una relación apasionada o incluso avivar las esperanzas de comenzar una relación romántica; a diferencia de un primer beso desagradable que instantáneamente lleva la aguja del romancímetro a cero.
Otro de los hallazgos fue que 50% de las mujeres y 52% de los hombres tendrían la ilusión no confesada de que el encuentro sexual -por más casual que parezca- pudiera derivar en una conexión más intensa y profunda.

El poder del sexo
La doctora Fisher postula que el amor romántico puede desarrollarse a partir de cualquiera de estos tres sentimientos: la lujuria o libido; la atracción sexual selectiva que caracteriza los primeros momentos del enamoramiento; o el apego (los sentimientos profundos de unión con un compañero a largo plazo) .
Desde siempre los humanos hemos intuido que es el sexo es poderoso, aunque no conocíamos las fuentes de su poder. Pues bien, recientemente, la ciencia descubrió que en toda relación sexual se activan tres vigorosas sustancias: la dopamina, la oxitocina y la vasopresina. La primera es conocida como la hormona de la felicidad, mientras que las dos últimas se segregan durante el orgasmo y son consideradas como las hormonas del apego y el amor.

Sexo en la primera cita, ¿sí o no?
Antes de decidir si tendrás sexo en la primera cita ten en consideración que, cuando el trío hormonal mencionado inunda tu cerebro, el “riesgo” de enamorarte es mucho más alto de lo que pensabas. Es por eso que Helen Fisher aconseja, especialmente a las mujeres, tener un par de encuentros verticales antes de acceder al encuentro horizontal.

Entonces, ¿aún crees que existe el sexo casual?

Ps. Gisela Fischman

Para más información visita: www.giselafischman.cl