Elementos claves de una red colaborativa en el sector de la moda

En el contexto de la pandemia del Covid-19, la industria de la moda ha tenido que acelerar sus procesos de reconversión digital para cada tramo de su cadena de valor. Es en este ámbito en donde la aplicación de nuevas soluciones para la cadena de suministro es clave, principalmente para maximizar recursos.

113

El ámbito de la moda también fue afectado por la pandemia del Covid-19, ya que muchas marcas paralizaron su producción, mientras que otras tomaron la decisión de fabricar mascarillas como una forma de reinventarse. Lo cierto es que esta industria mueve cada año 2,4 billones de dólares en todo el mundo, empleando a más de 75 millones de personas. Es así que la implementación de tecnologías, la convertibilidad digital y la búsqueda de nuevas soluciones para procesos vinculados a la cadena de abastecimiento hoy es esencial. El Vicepresidente para Latinoamérica de Infor, Volker Lafrenz, aborda algunos de los desafíos tecnológicos de la industria de la moda, sector que además hoy es clave en la reactivación económica de muchos países:

Un ecosistema digital establecido permite a las empresas disminuir los ciclos de diseño, plan y manufactura, mejora el planeamiento de la cadena de suministro, permite la visibilidad punta a punta y ayuda a gestionar los procesos financieros y la liquidez. Esto ayuda a garantizar que los productos correctos lleguen al lugar adecuado en el momento justo, conforme al presupuesto y alineado con las normas de sustentabilidad que demandan los clientes desde una perspectiva social y medio ambiental. Además, una cadena de suministro conectada puede mejorar la visibilidad de las métricas claves de producción como el uso de agua y el contenido químico, beneficios que pueden compartirse con los clientes.

Las redes colaborativas conectan complejos sistemas empresariales, así como aplicaciones, proveedores de servicios, fuentes de datos y dispositivos involucrados en la cadena de valor de empresas de moda. Por tal motivo, integrar toda esta información en una plataforma basada en la nube es clave para lograr un óptimo performance y accesibilidad. Los sistemas basados en la nube facilitan la comunicación, performance, escala y seguridad, además de la capacidad necesaria de la computadoras para optimizar las soluciones tecnológicas en el diseño integral en el ciclo de manufactura.

Es así que una red colaborativa focalizada cuenta con los elementos claves necesarios para capturar y ejecutar diversos tipos de acciones, siempre considerando las demandas cambiantes de los clientes:

  1. Predicción precisa de la demanda: La visibilidad optimizada significa un entendimiento más sofisticado del comportamiento de los clientes que pueden comunicarse con los diseñadores, proveedores y empresas de manufactura en tiempo real, haciendo que sea más fácil que nunca adaptarse a los cambios repentinos del mercado.
  2. Mitigación del riesgo: Contar con una mayor visibilidad sobre el proceso de la manufactura brinda a las empresas un mejor control sobre el origen, transporte y planeamiento, lo que es muy beneficioso en momentos de incertidumbre ante escenarios como la pandemia del Covid-19.
  3. Mejor visibilidad con la comunicación:  Las redes ayudan a las empresas a estimular sus comunicaciones involucrando a todas las partes de la cadena de suministro. Esto elimina silos y brinda un mejor control de quien recibe los mensajes más importantes, y exactamente cuando se requiere dicha data.
  4. Cadena de Suministro Optimizada: La cadena de suministro debe impulsar productividad, no impedirla. Las redes colaborativas de la moda ayudan al cumplimiento de la cadena al ofrecer transparencia total y pueden utilizarse para aumentar la eficiencia y la productividad, especialmente con la introducción de otras herramientas avanzadas como la inteligencia artificial. 
  5. Evolución del Personal: Las personas son el motor detrás de toda marca y empresa, por lo que se las debe equipar con las herramientas y conocimientos necesarios para operar óptimamente todo el tiempo. La utilización de tecnología para el talento y roles claramente definidos harán que el personal esté más conectado y más resiliente que nunca.

Aprovechar la tecnología disponible para crear una red robusta colaborativa es especialmente importante en el sector de la moda. Un ecosistema digital puede transformar a una marca en una operación ágil, resiliente y eficiente creando experiencias positivas para los clientes y logrando un fuerte crecimiento y estrategia operacional.