Empatía en los equipos de trabajo

Los líderes que han desarrollado su empatía al máximo logran una conexión especial que permite la confianza, la motivación y se produce un ambiente de valoración hacia los otros.

135

Por Carol Jacusiel

La empatía es fundamental como parte de la inteligencia emocional de las personas y conforma las llamadas habilidades blandas que deben tener, sobre todo, los líderes. Esta es la capacidad que tienen las personas para ponerse en el lugar de los otros y ver las cosas como ese otro. La empatía busca entender como lo hace el otro y vivenciar sus emociones.

Esto permite valorar los tiempos y los procesos para poder ejecutar las labores, entregar lo que los miembros del equipo necesitan, llegar a acuerdos y resolver conflictos. Las personas, los otros, se sienten valorados y comprendidos, generando mayor compromiso, tanto con el equipo, como con la organización.

Los líderes que han desarrollado su empatía al máximo logran una conexión especial que permite la confianza, la motivación y se produce un ambiente de valoración hacia los otros.

No confunda la empatía con la simpatía. La simpatía es “caer bien”, es agradar al otro. La empatía se refiere a reconocer y comprender a un otro en toda su dimensión. Va más allá y es más profundo.

La empatía tiene un componente innato, que traemos con nosotros desde la concepción. Pero, es posible potenciarla y desarrollarla. Hay ejercicios que permiten ir reconociendo las emociones y los sentimientos de los otros. Además, se puede, mediante casos, ejemplos y ejercitación lograr una compresión profunda de los otros y “ponerse en sus zapatos”.

Las personas que adolecen de empatía las sentimos frías, distantes, poco comprensivas, no motivan, ni ayudan a superar los conflictos, ni las crisis. Son personas que dictan e imponen sus ideas, más cercanas a lo que eran los jefes décadas atrás.

En los momentos convulsionados que estamos pasando en nuestro país, hay lugares, personas y organizaciones que están obviando la empatía y las personas ya no se atreven a expresarse. Se están produciendo distanciamiento entre las personas y entra a jugar un rol la incomprensión. Hay que tener cuidado con el manejo de nuestras emociones y saber separar las cosas, para que no interfieran procesos y el trabajo cuando no corresponda.

Ejercite la empatía y mire con los ojos del otro.

Espero sus comentarios a carol@jacusiel.cl

Imagen de jamesoladujoye en Pixabay