Emprendimiento chileno crea nueva molécula para aliviar dolor crónico

La startup chilena utiliza modelamientos computacionales para desarrollar una nueva molécula que bloquea una proteína que se activa cuando hay un dolor crónico, abriendo la posibilidad de trabajar un nuevo fármaco que no genera adicción, como los opioides.

96

Bautizada como PNX3, la molécula creada por Pannex Therapeutics tiene el potencial de aliviar el dolor de 800.000 millones de personas en el mundo. 

El dolor musculoesquelético es una enfermedad causada por el desgaste del cuerpo producto del esfuerzo repetitivo. La solución actual al dolor crónico músculo esquelético, tiene dos vías de alivio: la opioide, con la morfina y el tramadol como estandartes, reconocidos por ser altamente adictivos, y la no-opioide, como la pregabalina o el ketorolaco, los que alivian parcialmente el dolor y tienen efectos secundarios como somnolencia y náuseas. 

Una tercera vía fue la que ideó junto a su equipo el Dr. David Bravo, CEO de Pannex Therapeutics, empresa fundada el 2020, quien desarrolla  el PNX3,  molécula que bloquea el canal pannexin 1, que es muy importante en la transmisión del dolor desde el cuerpo al cerebro, cuando hay un dolor intenso.

Utilizamos estrategias computacionales para diseñar y crear nuevas moléculas para bloquear a pannexin 1, una proteína presente en el cerebro y que se activa cuando hay un dolor muy intenso. Esta proteína es responsable de la transmisión del dolor crónico desde el cuerpo al cerebro, a través de la médula espinal”, explica Bravo, Ph.D en neurociencia con 9 años de experiencia en I&D.

A través del estudio de la interacción de las moléculas a nivel atómico con esta proteína utilizamos modelos predictivos para seleccionar las mejores moléculas, sintetizarlas y probarlas en células y animales. Esta estrategia nos permitió desarrollar el PNX3, el primer compuesto bloqueador de pannexin 1, que alivia el dolor de manera intensa, sin efectos colaterales”, agrega Bravo.

Planes al 2023

Con la idea de perfeccionar su compuesto, este año Pannex Therapeutics pretende levantar, de la mano de GaneshaLab, unos USD $250.000 en su primera ronda de inversión para realizar y demostrar estas mejoras mediante pruebas piloto, las que hasta ahora han resultado exitosas.

“Las moléculas que estamos prospectando que sean los modelos 2.0 son nuevas, sin similitud con otras moléculas existentes. Esto lo sabemos gracias a que han sido evaluadas y comparadas en una base de datos computacional con 285 millones de moléculas”, explica Bravo sobre la etapa actual. 

Además, gracias a haberse adjudicado el soft-landing comprometido para el primer lugar en el programa 2020 de GaneshaLab, la idea es instalarse este año con una oficina en Boston, Massachussets, fundar una oficina, y desde ahí consolidar el desarrollo de un fármaco, ojalá aprobado por la FDA el año 2023.

Boston es la Meca de la biotecnología global y el propósito de instalarnos allá es acelerar el proyecto y lograr culminar en un plazo de 2 años. En el 2022 haremos una segunda ronda de inversión para realizar estudios pre-clínicos con el PNX3 2.0 y cumplir con los requisitos de la FDA y el 2023 probar nuestro compuesto en humanos”, momento en el que debería venderse o licenciar a una empresa farmacéutica.  

El desarrollo de estos compuestos es sumamente largo y de altísimos costos, por lo que la venta de la receta del PNX3, sus patentes y su autorización para pruebas en humanos es nuestra estrategia de salida más sensata y realista”, dice sobre este formato de trabajo

Este es un modelo que está siendo utilizado por las farmacéuticas ya que se ahorran los costos de investigación y desarrollo asociado a este tipo de emprendimientos, obteniendo un producto con altísimo potencial de retorno, en una fase clínica avanzada, más cercana al lanzamiento al mercado”, cierra el especialista.