Enfrentar con meliorismo los cambios en el mundo laboral

235

Por Claudio Pardo Molina.

“El optimista dice: no hagas nada, porque nada hay que hacer. El pesimista dice: no hagas nada, porque nada se puede hacer. El meliorista dice: haz algo, porque hay mucho que hacer y se puede hacer”. William James (1842-1910)

El mercado laboral se está ajustando mucho más rápido que nuestra propia capacidad de adaptarnos, y estos cambios se pueden palpar por la automatización de procesos que están dejando sin trabajo a muchas personas. Al conversar con algunos desempleados, veo que la principal causa que les impide reinsertarse en el mercado laboral es el pesimismo con que ven sus posibilidades de obtener un trabajo nuevamente. Mi teoría es que si quieren reinsertarse deben cambiar el relato que hacen de sus experiencias pasadas y comenzar la búsqueda de trabajo sin un optimismo ingenuo ni un pesimismo absurdo, sino con meliorismo.

Para clarificar el término “meliorismo” explicaré primero las ideas del pesimismo y el optimismo. Pesimismo: Insiste en los aspectos negativos de la realidad y el predominio del mal sobre el bien. Optimismo: Atribuye al universo la mayor perfección posible. Meliorismo: Idea que plantea que el progreso es un concepto real que dirige el desarrollo del mundo. Sostiene que los humanos podemos, a través de nuestra intervención en diversos procesos, producir un resultado mejor respecto a la mejora natural.

Si enfrentamos las entrevistas laborales con pesimismo, lo haremos con desgano o molestia y con un 100% de probabilidad de que no nos seleccionarán. Por lo que podremos seguir culpando al sistema y en última instancia, a la maldad misma de la humanidad, a la que no le importa en nada las carencias que debemos estar pasando junto al grupo familiar.

Desde la perspectiva del optimismo, si usted está desempleado, tarde o temprano encontrará su puesto de trabajo ideal, así que solo le queda esperar con alegría y entusiasmo. Mi recomendación meliorista es la siguiente: Si usted está sin trabajo debe postular al menos a 10 cargos diarios y 1 vez a la semana se debe juntar con amigos que podrían estar buscando contratar a alguien o lo pueden derivar con algún conocido. El futuro se encuentra a unos pasos y creo que enfrentarlo con meliorismo será la única forma de afrontar con inteligencia y  valor los procesos de ajuste que tendrá el mundo laboral ante los cambios producidos por las tecnologías de la información.