Entrevistas laborales y patologías

30

Por Carol Jacusiel

Muchas veces, tanto los clientes que solicitan procesos de selección de personal, como los propios postulantes a los cargos, asumen que las entrevistas y evaluaciones buscan determinar si la persona sufre de alguna patología: “¿estoy loco?”.

Las evaluaciones realizadas en el ámbito laboral tienen  como objetivo poder determinar si las personas tienen o no ciertas habilidades y si se acercan al perfil deseado por la empresa o persona contratante.

En general uno puede vislumbrar si una persona tiene una patología seria, pero no se diagnóstica ni se establece un pronóstico en relación a ella.

Por ejemplo, si una persona sufre de una depresión mayor y es tratada, los test y evaluaciones psicolaborales no la van a detectar. Uno podría ver que en alguna medida existe una tristeza en la persona que podría, o no afectar su rendimiento. Si la persona toma antidepresivos, podría presentar halitosis y sumado a otros signos, podríamos darnos cuenta que la persona es depresiva. Pero, esto corresponde al ojo clínico que puede o no tener el psicólogo examinador y que no es algo que se le exija para esta labor (de selección de personal).

Por otra parte, muchas personas creen que pueden “diagnosticar” a alguien, con suposiciones sin fundamento. En nuestro país, cuando una persona presenta licencia médica, el empleador no sabe por qué es o cuál es el diagnóstico (a menos que la persona diga lo que le sucede). Así, si la licencia es extendida por un psiquiatra, las personas se apresuran a pensar que la persona es depresiva. Sin embargo, la mayoría de éstas es por stress.

Los invito a no encasillar a las personas en materias que no dominamos y en términos laborales, que nos ajustemos a lo que vemos y que es comprobable: “la persona trabaja en equipo, es buen jefe, se preocupa por el resto y hace intervenciones inteligentes y atinadas”. Esta sería una buena descripción.

Podemos, en otro caso, decir: “esta persona no se concentra, por lo que comete errores y últimamente, falta a trabajar”. Esto es más exacto que decir: “esta persona está deprimida, así que trabaja pésimo”.

Los invito a comentar en esta columna o enviando mail a carol@jacusiel.cl