Estructuras de TI: más simplificación e inteligencia para la gestión de datos

120

Por Cristián Cabezas, Solutions Director – NTT Chile.

En el contexto mundial de la pandemia del Covid-19, las empresas están maximizando sus recursos. Dicho fenómeno se puede constatar en la disminución de espacios físicos como oficinas, privilegiando de paso la comunicación remota entre los trabajadores. Estos cambios también son atingentes a las áreas de TI, cuyos desafíos se vinculan con la simplificación de sus estructuras, ya que usualmente se produce la redundancia de recursos TI.

Hoy la meta para los responsables de los ámbitos de TI es la adopción de procesos de trabajo modulares, en particular a nivel de back-office e infraestructura. Este escenario hoy tiene que convivir, además, con el crecimiento exponencial de datos junto con la necesidad de que la información siempre esté disponible de manera oportuna, en línea y en forma homologable, es decir, que sea utilizable y entendible por todos los equipos de trabajo de cualquier entidad u organización.

¿Y cómo simplificarse? Las respuestas son variadas, pero sí es claro que hoy tenemos a nuestra disposición herramientas tecnológicas y soluciones en torno al cloud computing y la conectividad móvil. Estamos hablando de un nuevo modelo operativo de las áreas de TI en el cual se integra lo virtual y lo físico, es decir, el software y el hardware.

Lo importante ante esta nueva realidad es promover un ecosistema de soluciones mixtas y no creer que existe “un solo modelo” acá se trata de hacerse cargo de considerar al menos tres aristas importantes; ver las oportunidades de la nube, ver la capacidad instalada que se tiene y en tercer lugar un punto medio de cómo adoptar lo de ambos mundos de manera que se adapte al negocio del cual estemos hablando. Esto no se trata de hacerse más tecnológico por moda o por lo que está desarrollando la competencia, sino todo lo contrario. Estamos hablando de utilizar en forma inteligente nuevos recursos y de la mano de las personas más competentes de mi empresa, negocio o emprendimiento con relación a dicha tarea.

Tener una multiplicidad de proveedores de soluciones tecnológicas implica generalmente grandes sumas de dinero, además de la dificultad que implica la gestión de estos. Esta realidad no sólo acarrea consigo desafíos financieros, sino también logísticos. Por tal motivo, la migración a los entornos cloud representan una oportunidad, una centralización de data cuyos sistemas son totalmente escalables, es decir, se ajustan a las necesidades que se van produciendo según contextos externos e internos.

El informe RightScale 2019 State of Cloud señaló que 91% de las empresas encuestadas declararon utilizar un servicio público de cloud computing, mientras que el 72% había tomado la decisión de adoptar soluciones de cloud computing privados. A ello se suma que 69% seleccionó una solución híbrida. Estos resultados sin lugar a duda crecieron en 2020 y revelan que el ámbito de las soluciones en la nube se consolidará entre 2021 y 2022, especialmente para Latinoamérica. A su vez, International Data Corporation (IDC) destacó que las inversiones cloud se duplicará en los próximos cinco años.

Estamos hablando de un cambio de paradigma para las empresas que desean escalar sus capacidades informáticas. Tanto las soluciones de cloud híbrida o los entornos multicloud se presentan como las opciones más adecuadas para entidades que hoy enfrentan enormes desafíos en la relación con clientes y, sobre todo, en temas de seguridad. En Chile esta temática todavía sigue lejana, ya sea por desconocimiento y por brechas que probablemente se producen en procesos formativos. Por tal motivo, es clave que comencemos a interiorizar estos conceptos que determinarán nuestro grado de competitividad en relación con los mercados en donde nos desenvolvemos.

Hoy las empresas para diferenciarse están buscando modelos de relacionamiento con sus públicos de interés en dirección a la entrega de servicios personalizados, y también sobre un relacionamiento de largo plazo. Es así como las soluciones híbridas y los entornos multicloud se presentan como facilitadores tecnológicos de un mundo más hiperconectado y en el que suceden distintos tipos de contingencias. La meta hoy es que estemos más y mejor preparados y las soluciones informáticas son, sin duda, un aliado en dicha tarea.   

Cristián Cabezas
Solutions Director
NTT Chile