Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia

“Estoy renunciando para que mis compañeros no sean amedrentados y amenazados", señaló el ahora ex mandatario.

396

En una declaración televisada, el que hasta este domingo fuera el presidente de Bolivia, Evo Morales anunció su renuncia al cargo de primer mandatario para «pacificar» la situación que actualmente atraviesa Bolivia en materia de orden público.

Morales señaló que renunciaba para que las personas más humildes ya no sean hostigadas ni maltratadas y que quienes ganan día a día el sustento para sus familias ya no tengan pérdidas, no sufran más y para que las mujeres de pollera no sean pateadas, “no queremos más enfrentamientos; todo por Bolivia, todo por la patria”, agregó.

El ahora ex mandatario tomó esta decisión tras tener en cuenta la «sugerencia» de las Fuerzas Armadas de Bolivia para tranquilizar los ánimos en la nación que desde el pasado 20 de octubre ha sido escenario de diversos hechos de violencia tras varias jornadas de protestas por presunto fraude electoral.

“Hemos tomado esa decisión para que no se use la violencia por parte de estas fuerzas contra el pueblo, para que no maltraten a más familias, para que no ensangrienten nuestros campos ni nuestros barrios; estamos renunciando para que no golpeen más a la gente trabajadora de las ciudades y del campo y quiero que sepan que desde donde estemos, seguiremos luchando”, afirmó el ex vicepresidente Álvaro García Linera, quien también renunció a la presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Evo Morales completó trece años, 9 meses y 18 días como mandatario de Bolivia tras ser electo en el 2006. Con el triunfo del pasado 20 de octubre se esperaba que siguiera al frente de la nación hasta el 2025.