Fiestas de fin de año

Se acercan las fiestas de fin de año. Navidad, Jánuca, Año Nuevo y lo que sea celebre cada uno es tiempo de reflexión.

429

Por Carol Jacusiel

¿Cómo fue nuestro año? ¿Qué metas cumplimos? ¿Qué deseamos continuar haciendo? ¿Qué debemos cambiar? ¿Cómo nos relacionamos? ¿Cuán felices somos? ¿Cómo avanzar?

En Coaching trabajamos con los objetivos de nuestros clientes. ¿Qué tan satisfechos se encuentran? El poner objetivos y crear un plan de acción se necesita para avanzar, para tomar las riendas y pensar en una línea de acción, que nos permita ir evaluando los pasos que vamos dando y saber si vamos en la dirección correcta. Puede ser que la dirección sea la correcta para un objetivo determinado, pero puede ser también que lo elegido no sea lo correctos para lo que queremos, para nuestros sueños y para lograr nuestra meta. Es así como podemos ir reevaluando y redirigiendo nuestras acciones. Lo importante es siempre tomar las riendas de nuestras vidas y encaminarnos al objetivo. Si erramos o nos desviamos no es un fracaso, es un aprendizaje, es pensar que nos permitió conocer algo que no estaba presupuestado. Lo que cuesta más nos provoca aprendizajes diferentes, satisfacciones más grandes y mejora nuestra tolerancia a la frustración. Esto es, si nos equivocamos y hay un fracaso, que sobrellevamos, corregimos y salimos victoriosos, tenemos mayor probabilidad de no frustrarnos.

Volviendo a las festividades, todas hablan de compartir, evaluar, pensar. La Navidad, para los creyentes en ella, habla de un nacimiento, de creación, de comienzo. Jánuca, para los judíos, es el milagro de la luz. ¿Cómo podemos hacer un comienzo, iluminado, con objetivos y valores que creen nuestro 2020 un año con metas y significado? ¿Cómo podemos tener un 2020 que nos enseñe, satisfaga y nos lleve por la ruta que nos hemos trazado?

Cada persona es artífice de sí mismo, con influencias de las relaciones significativas y del entorno. Teniendo todo eso en consideración y logrando el equilibrio óptimo para cada uno es que debemos encarar nuestras vidas y lo que será el nuevo año.

Aprovechemos este tiempo de reflexión y terminemos el año con un sentido y con las metas claras para el próximo año.

¡Felices fiestas!

Imagen de monicore en Pixabay