Greenpeace expresó preocupación por declaraciones de ministro Mañalich por falta de agua para enfrentar la pandemia

“La respuesta del ministro es extremadamente pobre y deja muchas dudas respecto de la capacidad de defensa ante coronavirus que hoy tienen miles de familias chilenas que deben vivir con escasos 50 litros diarios de agua. De hecho, las propias seremis de Salud están emitiendo resoluciones para que no se aumente la cantidad que se entrega. Es incomprensible”, dijo Matías Asun, director nacional de Greenpeace.

110
Crédito: Greenpeace

Greenpeace expresó su preocupación ante la respuesta que dio el ministro de Salud, Jaime Mañalich, respecto de las medidas que tomará el gobierno para asegurar un suministro mínimo de 100 litros diarios de agua para las personas, sugeridos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en aquellas zonas en donde las personas tienen dificultades para enfrentar sanitariamente el avance de la pandemia, al contar con cantidades limitadas de agua.

“Es un derecho básico que no está reconociendo el Ministerio de Salud”

En efecto, y consultado por la prensa respecto de qué medidas concretas adoptará la autoridad para asegurar la cantidad de agua sugerida por la OMS para enfrentar el coronavirus, el ministro Mañalich señaló que la pregunta era difícil de responder. 

Desde Greenpeace explicaron que, de acuerdo con el Código Sanitario, la autoridad de salud está autorizada para tomar el control de los abastecimientos de agua durante epidemias. Una situación que estaría reforzada con la declaración de excepción constitucional que rige en el país.

“La respuesta del ministro es extremadamente pobre y deja muchas dudas respecto de la capacidad de defensa ante coronavirus que hoy tienen miles de familias chilenas que deben vivir con escasos 50 litros diarios de agua. Lo insólito y contradictorio es la Corte de Apelaciones recientemente ha rechazado los recursos presentados por Modatima, el INDH y  nosotros por considerar que el acceder al agua por considerar que es una facultad de la autoridad sanitaria y no un derecho de las personas”, señaló Matías Asun, director nacional de Greenpeace.

En efecto, la ONG denunció que desde el propio Ministerio de Salud se han tomado medidas para que, contradictoriamente, las personas no reciban más agua de la que hoy se les está entregando y que ronda en unos 50 litros diarios.

“La propia seremi de Salud de la Región de Valparaíso decidió dejar sin efecto una resolución que buscaba incrementar la cantidad de agua entregada a 100 litros por persona para enfrentar la pandemia. Todavía las autoridades del Ministerio de Salud ni de gobierno han explicado las razones para haber dejado sin efecto una resolución que era clave para que la gente se protegiera de manera apropiada ante el avance de la pandemia. Es evidente que en una situación de catástrofe como la que enfrentamos lo mínimo que se puede exigir es la disponibilidad de una cantidad de agua suficiente para la gente, y es impresentable que ante una pregunta propiamente sanitaria el ministro omita la respuesta y evada su responsabilidad pública para explicar por qué redujo la cantidad de agua que se iba a disponer para una región donde los contagios van subiendo”, dijo Matías Asun.

Greenpeace ha levantado la campaña Suelta el Agua en la que ya 50.000 personas han solicitado que la respuesta de gobierno incluya y garantice la liberación de agua suficiente para permitir que las comunidades que enfrentan escasez hídrica puedan protegerse adecuadamente de la pandemia que azota al país.