Greenpeace y últimas lluvias: “Es inútil que llueva si es que no gestionamos bien la poca agua que tenemos”

“Pese a estas lluvias, el escenario general sigue siendo muy crítico. Es cosa de ver la realidad de los embalses, los que continúan muy por debajo de su capacidad. De hecho, mientras el uso de agua por parte de la industria continúa sin mayores alteraciones, el suministro de agua para las personas continúa sin estar asegurado y son miles los chilenos que a los que se les entregan apenas 50 litros diarios de agua”, señaló Estefanía González, coordinadora de campañas de Greenpeace.

75
Imagen de Pexels en Pixabay

Pese a las lluvias que se han registrado en los últimos días, Greenpeace alertó que las precipitaciones están lejos de ser una nueva normalidad climática y que esta excepción de las últimas jornadas no revierten la situación de grave sequía que afecta a una extensa zona del territorio nacional y que se ha traducido en la falta de disponibilidad de agua para miles de chilenos.

“No hay que hacerse ilusiones, ya que la situación de sequía y crisis hídrica continúa. Hay que recordar que, por ejemplo, en la Región Metropolitana, el año normal de precipitaciones es de 341 mm y aún estamos muy lejos de ese promedio. También es necesario tener en consideración que los ecosistemas llevan sometidos a bajas precipitaciones durante muchísimos años, por lo que, si bien estas lluvias ayudan a un pequeño respiro, están lejos de dejar atrás la grave sequía que afecta al país”, dijo Estefanía González, coordinadora del área de campañas de Greenpeace.

Desde la ONG explicaron que crisis hídrica en Chile no sólo está determinada por la carencia de precipitaciones, una sequía que se ha prolongado por más de diez años y los impactos generados por el cambio climático, sino también por cómo se distribuye el uso y consumo del agua en el país, especialmente cuando hay al menos 350.000 chilenos que hoy no tienen asegurado un suministro estable de agua. 

“Pese a estas lluvias, las que son un verdadero regalo de la naturaleza, el escenario general sigue siendo muy crítico. Es cosa de ver la realidad de los embalses, los que continúan muy por debajo de su capacidad. De hecho, mientras el uso de agua por parte de la industria continúa sin mayores alteraciones, el suministro de agua para las personas continúa sin estar asegurado y son miles los chilenos que no disponen de un suministro de agua estable y garantizado. Seguimos con un modelo de gestión de agua que hará que estas lluvias finalmente se utilicen para fines productivos y no para asegurar el consumo humano. Claro, vemos lluvia, pero hoy son miles de chilenos a los que se les entregan apenas 50 litros diarios. Es ińútil que llueva si no gestionamos bien la poca agua que tenemos”, señaló Estefanía González.

Greenpeace destacó que, de acuerdo con los registros de la Dirección Meteorológica de Chile, las lluvias registradas durante junio efectivamente superan a las del año pasado, pero que no llegan a estar en los niveles de los registros de un año normal.

Hoy, casi 74.000 personas han adherido a la campaña Suelta el Agua de Greenpeace que busca establecer el tema del agua como un aspecto básico de protección ante el avance del coronavirus en el país.

Fuente: Dirección Meteorológica de Chile.