La aceleración de la evolución digital para suplir las exigencias del mundo actual

Industrias como el retail, minería, transporte y salud son algunas de las que han sido parte de la transformación tecnológica de la mano de Thoughtworks, que busca adaptarse a las necesidades del consumidor actual.

108

Con casi 30 años en la industria, presencia en 17 países, y casi 5 años establecida en Chile, Thoughtworks es una consultora tecnológica líder a nivel mundial que integra la estrategia, el diseño y la ingeniería de software para permitir que las empresas y los disruptores tecnológicos de todo el mundo prosperen como negocios digitales modernos. Thoughtworks se ha caracterizado, no solo por su expertis creando software a la medida, sino también, por su interés en ser un aporte para los avances en materia de diversidad, equidad e inclusión.

El mundo se ha vuelto cada vez más exigente. Desde que comenzó la pandemia, se ha evidenciado con más fuerza la necesidad de las compañías de adaptarse a la era digital, lo cual ha marcado pauta en la evolución tecnológica, incitando a las empresas y organizaciones a entender el concepto de resiliencia como la capacidad que deben tener para adaptarse a los constantes cambios de un escenario mundial que está sobreviviendo gracias a la tecnología. Pero, ¿dónde y cómo nace la modernización de las empresas?

Según el estudio “Creación de una base para la resiliencia a través de la modernización empresarial” de Harvard Business Review en conjunto con Thoughtworks, la pandemia ha acelerado el interés en lo digital y, por ende, la resiliencia.“Si una empresa hubiera invertido recursos en tecnología digital antes de la Covid-19, hoy estaría mejor posicionada. Las empresas legacy necesitan saber cuál es su núcleo y tener una línea de exploración de nuevas tecnologías que puedan trabajar con activos físicos y digitales”, manifiestan los expertos.

Desde rubros como el retail y minería hasta áreas de la salud y transporte, han sido parte de los protagonistas de la industria tecnológica este último tiempo. Las restricciones de movilización y las medidas de confinamiento para frenar la propagación del Covid-19, pusieron rápidamente sobre la mesa, la urgencia en las compañías por digitalizar las áreas que aún no existían en el mundo virtual y mejorar las herramientas de otras, que si bien existían en el mundo digital, no habían potenciado al máximo sus capacidades, tanto para brindar un servicio eficiente a través de nuevos canales, como también, para ampliarse a nuevos mercados.

En este marco, es que Thoughtworks distingue las empresas tradicionales que se han subido al carro de la digitalización a raíz de la pandemia, de las nativas digitales. “Ser una empresa nativa digital significa que una empresa puede funcionar desde un punto de vista puramente digital. Bajo esa premisa, el reto está enfocado solamente en mejorar de acuerdo a los requerimientos de los consumidores. Sin embargo, las empresas tradicionales, han debido comenzar su proceso de digitalización y evolución tecnológica, en muchas ocasiones, desde cero, desde la creación del diseño hasta la implementación de la estrategia y el software adecuado”, afirma Viviana Tobar, Gerenta Comercial de Thoughtworks en Chile.

Además, Viviana enfatiza en que “si bien la pandemia ha sido parte del puntapié inicial para la digitalización de muchas compañías, se trata finalmente de una crisis sanitaria que encontró lugar para enseñarle a muchas empresas y organizaciones a estar preparados para escenarios adversos en el futuro, que solo con tecnología pueden enfrentarse”.

Sin duda, los software existentes detrás de las plataformas que utilizamos a diario para cubrir nuestras necesidades, como lo son, trabajar, estudiar, y proveernos desde los bienes más básicos hasta otros más innecesarios (pero no por eso, menos cotizados) son esenciales para el funcionamiento de todas las industrias. Principalmente en rubros de primera necesidad, como lo es la salud. Así lo grafica el estudio “Creación de una base para la resiliencia a través de la modernización empresarial” de Harvard Business Review en conjunto con Thoughtworks, donde se evidencia cuánto ha ayudado la digitalización en el sistema hospitalario en plena crisis sanitaria por Covid-19, donde el personal médico ha podido optimizar tiempo y atender más pacientes, reemplazando tantos datos que tardaban escribiendo y almacenando manualmente, en sistemas computacionales que realizan esto de manera automatizada y en un click.