La comunicación en el trabajo

7

  Por Carol Jacusiel

La semana pasada nos referimos a la comunicación en la zona íntima (https://www.centralweb.cl/la-comunicacion-en-la-zona-intima/). Hoy abordaremos la comunicación en un espacio que, si bien no es íntimo, se convierte en un espacio muy importante: el trabajo. Las personas con las que nos relacionamos a diario ocupan mucho tiempo de interacción, alrededor de 9 horas diarias. Pasamos muchas horas del día en el trabajo. Así es importante no confundir los planos de relación y lograr comunicar adecuadamente lo necesario para lograr la meta de la organización.

En el trabajo debemos comunicar, con claridad y profundidad aquello que se relaciona con la tarea y que permitirá al equipo lograr lo solicitado.

Las características de este tipo de comunicación tienen que ver con mayor formalidad. La forma de comunicar a un hijo no es igual que, a un subalterno. El confundir planos de comunicación puede hacer que el receptor de la comunicación piense que lo que se le está diciendo no corresponde y puede derivar en situaciones confusas, como pensarse, por ejemplo, que es acoso.

Recomiendo usar como medios de comunicación laborales la conversación en vivo, la conversación telefónica o el mail. El chat, de cualquier tipo son medios informales, en los que las personas no manejan el lenguaje de la misma forma; usan términos informales y escriben como hablan en la zona íntima, sin tapujos y con mala redacción y ortografía. Esto no se ve bien.

El mayor problema es encontrarse que se traspasa un límite y las relaciones se dan a un nivel más básico. Cuántas veces vemos que hay varones que utilizan la palabra “weon” (huevón), muchas veces en una misma frase. Es importante cuidar las formas, fijarse en los términos utilizados. Esta palabra reemplaza cientos de palabras, de manera tal que, en oraciones de diez palabras, ésta puede aparecer, incluso, al menos en cinco o seis oportunidades. El interlocutor tiene que adivinar qué dice o quiso decir el emisor del lenguaje.

Acostumbrémonos a usar palabras y buscar las más adecuadas y precisas para comunicar lo que queremos dar a entender al o los otros.

También, y no menos importante es modular bien y usar un volumen adecuado al ambiente y la interacción que tenemos que enfrentar.

Espero comentarios en este medio o a carol@jacusiel.cl