La Destrucción de Chile

63
Imagen de Free-Photos en Pixabay

Por Rafael Videla Eissmann

¿Qué ha sucedido? Frente a nuestros ojos el país ha sido invadido y se han argumentado un sinnúmero de pretextos que no se condicen con nuestra soberanía e independencia. Desde la Izquierda a la Derecha y desde la Catedral a la Gran Logia y con la pasividad de las Fuerzas Armadas, TODOS, sumisamente, han acatado las directrices del Nuevo Orden Mundial: La destrucción del hombre y de la mujer y de la familia; la destrucción de la patria, de las fronteras y de la soberanía; la destrucción de nuestra identidad y nuestra historia. El “Plan Caos”.

El resultado es ya previsible: Una gran masa de idiotas, sin “Dios ni ley” que sólo aspiran a saciar necesidades materiales artificiosas, a drogarse y alcoholizarse, a consumir lo que sea en el centro comercial más próximo, a “vivir” en la inexistencia de las “redes sociales” y a disfrutar de la “parrilla deportiva”… Todo esto, por cierto, engalanado a través de la programación de los medios de comunicación masiva como señales del “progreso, la libertad y la democracia” que encubren en realidad la decadencia, la esclavitud y una feroz tiranía.

La Gran Abominación.

En Chile –al igual que en Europa–, el “recambio poblacional” es una realidad astutamente disfrazada que significará, certeramente, la destrucción irreversible de nuestra nación.