La Flojera

542

Por Carol Jacusiel

La pereza es más comúnmente conocida como flojera. Según Wikipedia, “la pereza (latín: acedia, accidia, pigritia) es la negligenciaasteniatedio o descuido en realizar actividades. La religión cristiana, clasifica la pereza como un vicio capital ya que genera otros pecados. Todos los seres vivos que se mueven, tienden a no malgastar energías si no hay un beneficio, que no tiene por qué ser seguro e inmediato: puede ser algo probable o que se obtendrá en un futuro.”

Hoy por hoy, en nuestro país, surgen muchas críticas con respecto a las personas y a los trabajadores, también alumnos, por la flojera y la incapacidad de hacer lo que les corresponde y por el camino que deben recorrer para aprender y/o trabajar. Actualmente, los universitarios se encuentran en huelga, que, por un tema u otros, todos los años encuentran por qué parar. Este año reclaman por carga académica. Si uno se remonta a lo que se estudiaba hace 30 años atrás, podemos analizar varias diferencias con respecto a hoy. En esos tiempos, no existía buscar información en internet, si no se tenía el libro, había que fotocopiar y así suma y sigue. Había que esforzarse mucho más para estudiar, obtener la información e integrar todo, para un examen o un trabajo, además de cumplir con las clases. Hoy tienen los libros on-line, buscan información para los trabajos en internet y asisten a clases. Pero, “es mucha la carga, así no podemos estudiar”, diría un estudiante.

En las oficinas, las personas no cumplen con sus labores con el ahínco que debieran. Revisan las redes sociales, usan el chat sin parar y se distraen continuamente. Las empresas y las personas saben cuánto se puede rendir y avanzar por cada trabajador. Muchas personas se quejan y tampoco rinden. Es muy difícil poder dar horario libre, como desean muchos, si las personas no son responsables y son flojas.

Por otro lado, tenemos personas que son todo lo contrario, muy activas, eficientes, resuelven muchas situaciones durante el día y los trabajos y lo que deben producir se presenta a tiempo, sin inconvenientes.

¿Cómo se podría hacer para inyectar energía y hacer los equipos más eficientes? Hay personas que interfieren los trabajos y a las personas. Hay otros que logran motivar y hacer avanzar el trabajo en los tiempos adecuados y con la eficiencia correspondiente. Hay que aprender a motivar a los hijos, los equipos y a los compañeros, con ganas, energía, positivismo y una actitud de que la sinergia nos levanta y nos lleva al futuro de la mejor manera posible.

Esperamos sus comentarios aquí o a carol@jacusiel.cl