La misteriosa onda sísmica que recorrió diferentes partes del mundo

1934

A través de instrumentos tecnológicos, un grupo de científicos recogió datos de las ondas sísmicas que circularon a más de 16 mil kilómetros de distancia, pero de manera extraña, nadie las sintió.

A las 21:30 de la noche del 11 de noviembre (hora local), un sismo con epicentro a 24 kilómetros de las costas de Mayotte (isla francesa situada entre África y el extremo norte de Madagascar), recorrió el mundo, haciendo sonar los sensores de Zambia, Kenia y Etiopía, surcando los océanos hasta llegar a España, Chile, Nueva Zelanda e incluso se sintió en Canadá y las islas de Hawaii, a más de 17 .700 kilómetros de distancia.

Un entusiasta de los terremotos, identificado en Twitter como matarikipax reportó el incidente a través de la red social, con una imagen de las ondas detectadas por los sismógrafos del Servicio Geológico de Estados Unidos y posteriormente documentó el recorrido de las ondas por el planeta.

El hallazgo causó asombro en la comunidad científica, en donde diversos expertos todavía no logran dar con una razón por el hecho que se desencadenó prácticamente en todo el planeta.