La Nube Multi-Tenant: acelerador de la conversión digital en Chile

96

Por Volker Lafrenz, Vicepresidente de Infor para Latinoamérica.

La consultora tecnológica Canalys reveló que la inversión total anual de servicios en infraestructura en la Nube (Cloud) en 2020 alcanzó los US$ 142.000 millones, frente a los US$ 107.000 millones invertidos en 2019. Este explosivo aumento e interés en la demanda de servicios Cloud demuestra parte de los efectos de la conversión tecnológica que está experimentando el mundo, principalmente a partir de una pandemia que ha obligado a las empresas a transformar sus negocios.

Chile tampoco está ajeno a este fenómeno, con empresas que están desarrollando estrategias cloud que inciden en la productividad de sus actividades comerciales, ofreciendo de paso nuevas experiencias de servicio a sus clientes. Así lo reveló una encuesta de Frost & Sullivan, que determinó que el 50% de las compañías chilenas hoy cuentan con soluciones en la nube para la gestión de sus datos.

Es en este contexto en donde la Nube Multi-Tenant se presenta como un importante factor de cambio. Estamos ante un modelo arquitectónico que es parte del cloud computing y que presenta una infinidad de ventajas vinculadas a bajos costos de desarrollo y mantenimiento, actualizaciones oportunas y más eficientes, y también con procesos de seguridad informática atingentes a cada industria.

Con la Nube Multi-tenant se disminuyen los costos de infraestructura al prescindir, por ejemplo, del pago de servidores y memorias adicionales. La gran diferencia con el application hosting tradicional, single-tenant, private-cloud; es que la aplicación ya no es sólo de un cliente, sino de multi empresas manteniendo la unicidad y competitividad de cada una de ellas. Es así como la Nube Multi-Tenant rompe con este círculo vicioso, ya que sus updates son automáticos, permitiéndoles a las empresas estar a la vanguardia de la última tecnología en terminos de gestión y eficiencia, en línea y sin el costo de procesos de cambios organizacionales demasiados complejos.

El desafío de las empresas en Chile es avanzar hacia la convertibilidad digital desde una perspectiva que contribuya al desarrollo de las necesidades para un determinado vertical o industria. Por tal motivo, un ERP Multi-Tenant tiene que estar enfocado en cumplir con “last-mile”, es decir, funcionalidades específicas con el objetivo de alcanzar más del 90% de los requerimientos del cliente final de manera estándar. De esta forma se reduce drásticamente el tiempo de implementación, lo que a su vez resulta en una reducción del Total Cost of Ownership (TCO), permitiendo además el acceso en forma constante a la ultima versión del ERP Multi-Tenant. Es así que migrar a una nube de este tipo pone fin a procesos de inversiones cada tres o cinco años para acceder a nuevas versiones de software, y que en empresas de menor tamaño son imposibles de realizar.

La planificación de los recursos en la Nube Multi-Tenant sustenta su valor en que son soluciones capaces de proporcionar acceso a recursos informáticos que son homologables y que pueden ser compartidos por diversas áreas de una misma empresa. Estamos hablando de una revolución tecnológica para Chile y Latinoamérica, equiparable a los impactos de la inteligencia artificial y el blockchain, y que además podría ser un elemento clave para la reactivación económica del país y en la fidelización de clientes.