Las 5 tecnologías que serán clave para la seguridad de las empresas en 2021

Según el análisis “Future Disrupted” de NTT, prosperarán en su negocio las empresas que prioricen e incluyan estas herramientas en su estrategia el próximo año, las cuales están relacionadas a mejorar la experiencia de clientes, colaboradores y la ciberseguridad.

135

Como ya es tradición, NTT Ltd. dio a conocer el informe “Future Disrupted 2021”, el que predice las tecnologías que serán clave para la seguridad de las empresas el próximo año. Si bien, hay muchos factores que han influido en estos pronósticos, es importante recordar que la pandemia ha acelerado el rol de la transformación empresarial y cómo se puede explotar positivamente.

El objetivo de este análisis es mostrar a las compañías las tendencias que se vienen y cómo aprovechar las oportunidades y ventajas que estas tecnologías pueden aportarles en beneficio de mantener y/o aumentar su crecimiento sostenido, de manera que estén alineadas al panorama de innovación global.

Las cinco tecnologías que estamos revelando, son clave para las empresas tanto para el próximo año como para resguardar su seguridad a futuro. Sin duda que el 2020 ha sido un año muy impredecible, por lo que estas tecnologías disruptivas reflejan el impacto que la pandemia ha tenido en acelerar la transformación digital de la sociedad”, asegura el gerente general de NTT en Chile, Guillermo Moya.

Según el ejecutivo, “las tecnologías que hemos identificado están impulsando la transformación digital inmediata. Cuando las empresas planifiquen sus estrategias para 2021, deben modificar y optimizar las experiencias de sus colaboradores, clientes y su red de ciberseguridad. Estas tres temáticas deben ser prioridades para las compañías”.

De acuerdo con el análisis de “Future Disrupted 2021”, es importante preparar cada día más a las organizaciones ante los cambios tecnológicos que se producen diariamente. En este contexto, el análisis descubrió que las empresas deben adoptar la filosofía de que lo digital debe ser una de las primeras temáticas de una entidad, luego considerar la seguridad de las redes e infraestructura y adecuarlas para la nube junto al uso eficiente de la inteligencia artificial, automatización, API, análisis y gestión de datos.

El impacto que tendrá el COVID-19

Dentro de las tendencias que identificó NTT, existen 5 herramientas tecnológicas que se conservarán a largo plazo y que reflejan el impacto que ha tenido la pandemia por COVID-19 en la aceleración de la transformación digital en la sociedad:

1. Las redes fotónicas impulsarán las comunicaciones globales: permitirán la transmisión de información de extremo a extremo entre la terminal y el servidor, permitiendo operar un entorno de comunicaciones sostenibles de bajo consumo de energía.

2. La tecnología Cognitive Foundation conectará y controlará todo: la gestión centralizada y la asignación ágil de los recursos de las TIC proporcionarán la capacidad de integrar varios sensores de información (voz, video u otros) para respaldar las iniciativas del Internet de las Cosas (IoT).

3. El gemelo digital permitirá el análisis predictivo al integrar el mundo real y virtual: probará diferentes entornos copiando, combinando e intercambiando libremente varios gemelos digitales de «cosas» y personas. Esta información se integrará en aplicaciones como los sistemas de predicción de congestión de tráfico y podrá realizar pronósticos precisos en el control de enfermedades.

4. La evolución del «desarrollador ciudadano» y la automatización de procesos robóticos remodelarán las empresas: las plataformas de código bajo y/o sin código creadas para permitir que cualquier persona cree aplicaciones comerciales utilizando los datos de su empresa, será un diferenciador significativo para éstas. El enfoque de «desarrollador ciudadano» utiliza la automatización de procesos robóticos para aplicarlo en ciertos procesos comerciales, lo que permite a los empleados dedicar más tiempo a trabajos que requieren de mayor atención.

5. La computación cuántica y de borde marcará el comienzo de una nueva era de la informática: se podrán realizar menos procesos en la nube y trasladarlos a lugares locales o desde cualquier dispositivo electrónico que pueda tener conexión a red, lo que podría ocasionar retrasos. Por ejemplo, el sistema de visión por computadora de un automóvil procesaría y reconocería imágenes de inmediato, en lugar de enviar esa información a la nube para su verificación.

Si bien estas tecnologías disruptivas son una proyección, en el corto plazo estas tendencias han impulsado la necesidad de generar una transformación digital, ya que permiten a las empresas ofrecer experiencias de mayor conexión, fluidez y positividad para los clientes y colaboradores.

Por ello es que NTT predice que la transformación digital será en 2021 una exigencia para las empresas y no una opción.