Las nuevas tendencias de reclutamiento en pandemia incluyen énfasis en la empatía, adaptación digital y comunicación no verbal

Los reclutadores laborales han tenido que desarrollar la capacidad de adaptarse al nuevo contexto mundial, fijándose en detalles que antes no eran tan importantes en las entrevistas de trabajo online. Por otro lado, los postulantes deben estar a la altura de esta nueva modalidad manteniéndose actualizados tecnológicamente y siendo responsables con la entrevista.

78

En el contexto de la pandemia las áreas de RRHH de las empresas han tenido que adaptarse para seguir cumpliendo con los objetivos de reclutar profesionales. Al no contar con la persona en vivo, el desafío pasó a ser, conocer a la gente a través de una cámara que da una imagen limitada, sin acceso a ver su vestimenta completa o su postura corporal.

De ahí que para poder llevar a cabo en formato telemático una entrevista, que es una instancia creada para levantar información y, mediante una conversación, entender y conocer a la contraparte en un tiempo y espacio limitado, se haya tenido que aprender en tiempo récord a mejorar capacidades que antes no eran tan necesarias o importantes, y que se están volviendo parte de nuestra vida diaria ahora.

Una de ellas es la capacidad de adaptación y la empatía, que es entender en qué situación se encuentra la persona durante la entrevista. Si la persona está en la casa, con poca señal, con niños llorando o perros ladrando, es algo aceptable dado el contexto actual, y se debe tranquilizar al candidato explicándole que el home office trajo nuevos sonidos y realidades a nuestra vida profesional.

También se ha tenido que potenciar la capacidad de manejar el tiempo, ya que es muy fácil que una entrevista laboral a distancia se extienda al tenerse que destinar tiempo para conocer a la persona, captando su estilo, carácter o valores, o para moderar la conversación, calmando a los que no se sienten cómodos, llamando la atención a quienes se desconcentran.

Finalmente, la habilidad de escuchar y de saber interpretar lo que el candidato dice sin las palabras es el elemento más importante de las entrevistas online. “Sólo el 20% de la comunicación es verbal, pero por pantalla nos limitamos el restante 80% máximo, e incluso mucho menos, yo diría que el 40%”, explica Anastasia Samokhvalova, Technical Team Manager en Page Personnel.

Por otro lado, los postulantes también deben adaptarse a esta nueva situación, por ejemplo, manteniéndose siempre conectados con la tecnología, incluso si eso significa tener que integrarse a una plataforma desconocida para una invitación que les llegue. Además respetando la puntualidad y la concentración, dos cualidades cuya ausencia se hace muy notoria en las videollamadas.

El mercado se está moviendo, y 2020 ha dejado claro que junto con lo técnico se valorarán habilidades de liderazgo, de adaptación y de ser “digital”. Y una prueba de ello es tener la habilidad de sobrevivir a esta nueva modalidad de entrevistas de trabajo que, aún post pandemia, van a seguir siendo mucho más comunes que lo que eran antes.

“Desde mi punto de vista, las entrevistas online como opción deberían quedarse. Por ejemplo para candidatos que trabajan en faena, terrenos, otras ciudades. O incluso simplemente más lejos de las oficinas del entrevistador”, concluye Anastasia.