Las partes del conflicto en Yemen acuerdan liberar a más de 1000 prisioneros

Luego de una reunión de una semana en Suiza, el Gobierno y la oposición alcanzaron un “hito muy importante” al acordar la liberación de un primer grupo detenidos, informó el enviado de la ONU para ese país este domingo.

86
YPN for UNOCHA - Una familia afuera de la tienda de campaña donde viven en un centro de desplazados internos de Yemen.

Los delegados del gobierno de Yemen y Ansar Allah, conocidos formalmente como rebeldes hutíes, firmaron un acuerdo el domingo para liberar a 1081 personas relacionadas con el conflicto.

“Hoy es un día importante para más de mil familias que esperan dar la bienvenida a sus seres queridos muy pronto”, dijo el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, después de la cuarta reunión del Comité de Supervisión, que fue copresidido por su oficina y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Progreso por delante

La medida forma parte de un acuerdo de liberación que las partes habían alcanzado en Ammán en febrero pasado.

Las partes renovaron su compromiso del Acuerdo de Estocolmo de liberar a todos los prisioneros, detenidos, personas desaparecidas, detenidas arbitrariamente y desaparecidas por la fuerza, y las personas bajo arresto domiciliario.

Además, se comprometieron a hacer esfuerzos para aumentar el número de prisioneros que serán liberados, incluidos los cubiertos por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

«Agradezco a las partes por ir más allá de sus diferencias y llegar a un acuerdo que beneficiará a los yemeníes«, aseguró el enviado de la ONU, instando a las partes a «avanzar de inmediato con la liberación y no escatimar esfuerzos para aprovechar este impulso para acordar rápidamente la liberación de más detenidos”.

Al hacerlo, dijo, “la ONU cumplirá con los compromisos adquiridos en Estocolmo y pondrá fin a la miseria de muchas más familias yemeníes que esperan a sus seres queridos”.

ICRC – Delegados del gobierno yemení y de los hutíes junto al enviado de la ONU y el director regional de la Cruz Roja internacional.

Convertir compromisos en acciones

El copresidente, el director regional del Cruz Roja para Oriente Próximo y Medio, Fabrizio Carboni, calificó el anuncio como «un paso positivo para cientos de detenidos y sus familias en sus países de origen, que han estado separados durante años y que se reunirán pronto».

Sin embargo, señaló que marca solo el comienzo del proceso y alentó a las partes a continuar con «la misma urgencia» para acordar un plan de implementación concreto, «para que esta operación pueda pasar de las firmas en papel a la realidad en el terreno».

Griffiths instó a las partes a «aprovechar este logro tan importante y avanzar juntos hacia una solución negociada para llevar una paz duradera a Yemen».

“Las Naciones Unidas están dispuestas a apoyar a las partes, así como al pueblo yemení, para lograrlo”, aseguró.

https://news.un.org/es/story/2020/09/1481352