Más del 80% de las empresas aseguran que considerarán algún modelo de teletrabajo para su organización

El 3x2 y 2x3 son los que ocupan más del 50% de las preferencias, de acuerdo al sondeo de Tendencias de Trabajo Flexible y Marcos legales laborales de PageGroup Chile 2021. En tanto, las posiciones más extremas, como 100% presencial y 100% trabajo remoto, ocupan el tercer y cuarto lugar respectivamente.

87
Imagen de Vinzent Weinbeer en Pixabay

Uno de los desafíos más complejos para las empresas tras el inicio de la pandemia ha sido la de cultivar y mantener latente su cultura organizacional y gestionar el trabajo a distancia. Y esto no sólo por la falta de experiencia respecto a cómo adecuarse a trabajar bajo este formato, sino que además porque los liderazgos han debido transformarse y volverse más dinámicos, para adaptarse rápidamente y lograr el compromiso y productividad de sus colaboradores desde la casa.

A medida que transcurren los meses en pandemia, los formatos flexibles de trabajo se asientan con mayor fuerza cada día, con modelos híbridos de trabajo en su mayoría, con un 18% de empresas que adelantándose a la reducción de jornada ya determinaron semanas laborales con 40 horas e incluso compañías que permiten al trabajador elegir formatos más personalizados de trabajo con salarios ajustados a las horas efectivamente comprometidas.

Así quedó demostrado en un sondeo realizado por la empresa de selección y reclutamiento PageGroup junto a Lizama Abogados, el cual arrojó que el 87% de los encuestados asegura que se implementará -en la medida de sus posibilidades- algún modelo de teletrabajo en su organización.

Dentro de los modelos de trabajo remoto, marcan la pauta los formatos 2×3 y 3×2, con más del 50% de las preferencias. El primer caso, de “2 días de trabajo presencial y 3 días de teletrabajo por semana”, arrojó el 29% de inclinación. Mientras, la segunda modalidad, “3 días de trabajo presencial y 2 días de teletrabajo por semana”, obtuvo un 26%.

Sumado a estas alternativas, pero más atrás en las preferencias, se encuentra la modalidad “100% presencial, con flexibilidad ocasional a teletrabajar”, que arrojó un 13%, mientras que la opción de “100% teletrabajo, sin oficinas y/o habrá espacios ocasionales tipo co-work de reuniones presenciales” obtuvo un 11% de las preferencias.

A raíz de la pandemia, las empresas comenzaron inicialmente, de modo forzoso en este esquema remoto de trabajo y han ido avanzando a pasos agigantados en cuanto a su implementación. Hoy podemos decir que esta modalidad llegó para quedarse, que las compañías sumaron a su visión la flexibilidad laboral en general, lo que impacta directamente en la calidad de vida de los trabajadores, quienes han visto una mejora en su calidad de vida, en comparación a los tiempos cuando ir a la oficina era completamente obligatorio. Quienes ya tienen determinados modelos posterior a la pandemia representan un 30%, sin embargo, en todas las empresas este factor será crucial como componente del esquema laboral futuro, señala Alejandra Cruzat, Executive Manager de PageGroup.

El teletrabajo en el marco legal

Otro de los ítems que se vio reflejado en esta encuesta fue el tema del marco legal que ampara las modalidades de trabajo a distancia. El informe de PageGroup junto a Lizama Abogados arrojó que las compañías siguen con fuerza dos figuras legales de trabajo para efectos de la gestión ejercida, remotamente, por los colaboradores.

En ese sentido, los profesionales que actualmente se encuentran teletrabajando señalaron en un 40% que se encuentran bajo la figura legal de “Por contrato o anexo”, en la que las partes acuerdan la prestación de servicios en un lugar distinto del domicilio del empleador.

Mientras que, en segundo lugar, un 39,7% de los encuestados aseguran haberse acogido a la nueva “Ley de trabajo a distancia y teletrabajo”, implementando al interior de la organización las medidas que en dicha ley se establecen (derecho a desconexión 12 horas, facilitación de herramientas de trabajo y medidas de protección de seguridad y salud).

Ya en tercer lugar, un 18% de las compañías asegura que sólo realizaron acuerdos tácitos entre las partes, sin requerimiento de un documento legal de por medio para prestar sus servicios. Finalmente, un 2,2% de la muestra desconoce el formato en que se está realizando el teletrabajo en su organización.