Memes y su instrumentalización política

164

Por Claudio Pardo Molina.

Todos los días recibo memes políticos en mi celular. Es pan de cada día recibir memes que se burlan o descalifican a la clase política. Pero lo que me hizo escribir esta columna de opinión tiene que ver con la ingenuidad con he estado reenviando estos memes a mis conocidos y familiares más próximos. ¿Me estoy haciendo cargo de las burlas y descalificaciones acerca de las personas e instituciones que intentan gobernar nuestra patria?

La palabra meme la creó el inglés Richard Dawkins como una adaptación de gene, porque suenan parecidos. Según Dawkins las ideas culturales también tienden a replicarse o pueden desaparecer, y a eso es lo que él llama meme, por la semejanza fonética con «gene», gen en idioma inglés, y para señalar la similitud con «memoria», tenga esto que ver con algo gracioso o no. Resumiendo la idea, un meme es un juego de palabras entre memoria y gen, y corresponde a una idea cultural que se puede ir transmitiendo de persona en persona.

En el caso de los memes de descalificación política, estos quieren transmitirnos la idea cultural de que TODOS los gobernantes son ladrones, ineptos o quizás cosas peores. Otros memes son más atrevidos y nos dicen que TODAS las instituciones no logran sus objetivos y por lo tanto deberían desaparecer, como es el caso de Carabineros, el Parlamento, el Poder Judicial, e incluso ¡La misma Democracia!

Dicho lo anterior, quiero aprovechar de aclarar que no soy un «tonto grave» que no se ríe de las ironías que le llegan en forma de memes al celular, pero en el último tiempo he ido cayendo en cuenta de que cuando me río y reenvío estos memes (ideas culturales), estoy siendo instrumentalizado por quienes promueven la anarquía y estarían felices de ver socavada nuestra debilitada democracia.

Creo que debería tomar medidas y, al igual que en la película El día de la marmota, donde el protagonista está atrapado en el tiempo, este decide suicidarse para intentar romper el ciclo. Si decido acabar con estas ideas nefastas de descalificación a las personas e instituciones que gobiernan mi querido Chile. Debería hacerlo desde ahora en adelante, para comenzar a ocupar ese mismo tempo en conocer mejor a quienes están de candidatos para construir nuestra nueva constitución, carta fundamental que espero pueda volver a legitimar a quienes dirigen nuestra nación.

claudio.pardo.molina@gmail.com