Monica Bellucci y su secreto para ser una de las mujeres más bellas del mundo

15

La incomparable belleza de Monica Bellucci es una de las verdades más aceptadas en todo el mundo. La «diosa de la belleza» como se conoce a la italiana pasó la barrera de los 50 sin perder su encanto y sigue encantando a sus seguidores. Pero, ¿cómo ha conseguido su cuerpo escultural?

Pese a ser madre de dos niñas y a llevar una vida entre grabaciones y promociones, la italiana sigue manteniendo la belleza que la llevó a debutar como modelo con sólo 16 años, antes de pasar a la pantalla grande en los años 90.

La actriz ha publicado su exclusiva dieta de diez días, con la que consigue su espectacular figura, y reconoce que hace ejercicio 4 días a la semana. Pese a medir 1,73 sigue pesando 58 kilos y goza de unas curvas que le hacen ser “como una pera madura, bellamente madura, muy dulce y jugosa”.

Diez días de dieta

Monica ha compartido con todos sus seguidores sus secretos de alimentación, un plan en el que abundan las frutas y las verduras, que proporcionan vitaminas y fibra, pero en el que apenas hay grasas y pocas proteínas. Reconoce que lo importante en su caso es el tamaño de las raciones y no lo que come en sí. Adora la comida italiana y, como se ve, está muy presente en su dieta.

Día 1. Desayuno: 150 ml. de yogurt natural sin azúcar con trozos de manzana. Almuerzo: 200 gramos de carne cocida, 200 gramos de ensalada de lechuga con 1 cucharadita de aceite de oliva y una rebanada de pan de maíz. Cena: una taza de frutos del bosque, 150 gramos de arroz cocido con una cucharada de aceite de oliva y 50 gramos de queso procesado, 150 gramos de ensalada de verduras y cualquier tipo de fruta.

Día 2. Desayuno: una taza de café sin azúcar, tostadas y una cucharada de frutos del bosque o mermelada de frutas. Almuerzo: una tortilla de 3 huevos, 2 zapallos italianos pequeños al vapor y un pedazo de pan integral. Cena: 150 gramos de carne magra cocida y ensalada.

Día 3. Desayuno: té verde (con limón), tostadas con miel y un pomelo. Almuerzo: 200 gramos de papas cocidas u horneadas con perejil o especias y 100 gramos de queso bajo en grasas. Cena: 170 gramos de pastas con aceite de oliva y tomate y cualquier fruta.

Día 4. Desayuno: Yogur natural descremado y sin azúcar con 2 cucharaditas de miel, 40 gramos de queso. Almuerzo: 100 gramos de arroz cocido, 100 gramos de zapallo italiano hervido y 100 gramos de carne cocida. Cena: un bowl de fruta, 200 gramos de pescado cocido, ensalada de verduras con aceite de oliva y una porción de pan.

Día 5. Desayuno: un vaso de zumo recién exprimido y dos galletas saladas. Almuerzo: 100 gramos de pastas, ensalada verde fresca con aceite de oliva y naranja o uvas. Cena: 250 gramos de ensalada de verduras con frijoles cocidos y una fruta. Y a partir del día 6, se pueden ir repitiendo cualquiera de los menús anteriores cada día.

Con esta dieta, como reconoce la propia Monica asegura que siguiendo este régimen durante una semana, perderás entre 2 y 3 kilos. Y, sobre todo, lo mejor es que “te sentirás genial y no dañarás a tu organismo”, lo que es aún más importante.

Con esa dieta de diez días y sus cuatro días a la semana de ejercicio consigue mantenerse en plena forma. Pero, ¿hay que hacer ejercicio? Bellucci lo explica sin rodeos: “Es imposible ir al gimnasio con mi estilo de vida agitado.

¿Levantarse a las 5 de la mañana para comenzar a hacer ejercicio en el gimnasio a las 6? ¡No vale la pena! En lugar de ir al gimnasio, lo que hago es vestir casi siempre de negro. Es mucho más conveniente y divertido”.

No le gusta el gimnasio, pero sí que practica ejercicio: corre, hace yoga y cuatro días a la semana nada durante 45 minutos y está convencida de que es el mejor método para estar en forma: “Soy como un tiburón, siempre estoy en movimiento, tengo que hacerlo para estar viva; pero, de vez en cuando, necesito descansar y vaguear. Diría que soy medio tiburón, medio mediterránea”.