¿No tenemos tiempo para ir a votar?

179

Por Claudio Pardo Molina.

“Cuando decimos que todo tiempo pasado fue mejor, estamos condenando el futuro sin conocerlo.” Francisco de Quevedo (1580-1645)

La falta de tiempo es tan común que ha dado origen a expresiones populares como “El tiempo pasa volando” o “Todo tiempo pasado fue mejor”. Incluso hace miles de años atrás, el famoso Aristóteles se sorprendía al observar que los animales tienen tanto tiempo de vida que pueden llegar a convivir cinco o diez generaciones juntas, cómo es el caso de los perros, gatos o conejos. En cambio, sería una suerte si alguno de nosotros llega a conocer a su bisabuela.

Hace más de 2.000 años atrás Séneca aclaró que, no es que no tengamos tiempo, sino que lo perdemos. La vida es muy larga, tenemos tiempo suficiente para hacer todas las cosas que consideremos importantes, como elegir a nuestros propios líderes, si es que nos organizamos bien para asistir a las urnas este 11 de abril. Pero si despilfarramos nuestro tiempo en cosas inútiles, pasará lo inevitable, volverán a gobernar personas con muy baja capacidad política y baja representación, tal como publiqué en mi libro de Amazon “Cómo ganar tiempo y no morir en el intento”. Por eso háganse un tiempo para ir a votar. Al final de nuestros días, nos daremos cuenta que se nos pasó la vida sin siquiera estar conscientes de esto, y en este proceso nos arriesgamos a que salgan elegidos candidatos que terminaron empeorando nuestra inestable democracia.

Si se queja de la falta de liderazgo de los políticos que lideran nuestra nación, vote.

Como se ve, la expresión “las palabras se las lleva el viento” también aplica para “las palabras se las lleva el TIEMPO”  por eso ¡vayan a votar!

La vida no es corta, sino que la hacemos corta. No somos mendigos de tiempo sino derrochadores inconscientes.  Se puede observar exactamente lo contrario cuando una persona recibe la noticia de que le queda poco tiempo de vida. Este individuo puede hacer crecer este escaso tiempo en las mejores cosas de la vida, solo con una mejor organización de su tiempo, porque ha tomado consciencia de la importancia de este. Por eso los invito a votar este 11 de abril, y háganlo como si fuera el último de sus días, por este bello país al sur del mundo llamado Chile.