Por ahí dicen que

595
Imagen de Geri Art en Pixabay

Por Carol Jacusiel

Por ahí dicen que “después de la tormenta llega la calma”. Sin embargo, llevamos más de un año “atormentados”, sin que volvamos a la “normalidad”. Primero nos llegó el estallido social. No alcanzamos a medio recuperarnos y llegó la pandemia. Luego de varios meses de cuarentena y toque de queda seguimos con estas medidas, un poco más o un poco menos dependiendo de la situación de cada comuna, ciudad y región; sumándole a que siguen las protestas y las personas rompiendo nuestras ciudades. Tanto es así de añorar lo que tuvimos que se dice que ya cambiaron las cosas y se habla de una “nueva normalidad”.

Para la noche de año nuevo hubo muchas actitudes que desafiaron a la autoridad, como fueron los fuegos artificiales, que se encuentran prohibidos, y fiestas, que no respetaron los aforos, ni el distanciamiento social.

Las medidas y dictámenes de la autoridad cambian frecuentemente y cuesta mucho seguirlas, comprenderlas y acatarlas. Si alguien se da el tiempo para hacer protocolos de acuerdo con ellas, tampoco se respetan y se recurre a medidas de presión.

En estos días supimos de focos de contagio que surgieron en fiestas de año nuevo, en exclusivos balnearios de nuestro país. Los adolescentes que asistieron a esas fiestas las filmaron y distribuyeron por las redes sociales, siendo descubiertos por el país entero y por las autoridades. Esto se asemeja a los delincuentes que tras un robo publican fotos de sus botines.

Estamos viviendo tiempos en los que no se respeta lo establecido, en que las personas hacen lo que quieren y no les importan los otros, en los que los propios deseos son los que rigen las conductas.

¿Por qué las personas se comportan de esta forma? ¿Qué hace que alguien vaya incluso en contra de sí mismo con tal de hacer aquello que desea? ¿Cuándo será que podamos estar tranquilos y sin ir en contra de todo podamos ser libres y hacer lo que queramos?

Tendremos que considerar que, como alguien dijo, “nuestra libertad termina donde comienza la libertad de los otros”.

¡Cuídense, respeten y que tengan una excelente semana!

Espero sus comentarios en carol@jacusiel.cl