Proyecto avícola del IPAAM se adjudica financiamiento del Fondo de Desarrollo Institucional del Mineduc

La iniciativa permitirá generar competencias en la técnica de producción de huevos bajo el sistema libre de jaulas o Free Range, a través de la implementación de una unidad avícola en dependencias del Instituto Profesional Agrario Adolfo Matthei.

224

Promover el desarrollo de la avicultura y las nuevas técnicas de producción sustentable de huevos es el objetivo central de un proyecto que el Instituto Profesional Agrario Adolfo Matthei postuló al Fondo de Desarrollo Institucional (FDI), Línea de Emprendimiento Estudiantil, adjudicándose financiamiento por parte del Mineduc por 7 millones 700 mil pesos.

Bajo el título “Creación de una unidad avícola bajo el sistema libre de jaulas o Free Range en el Instituto Profesional Agrario Adolfo Matthei”, la Casa de Estudios osornina presentó a la convocatoria ministerial una propuesta que nace de la idea de la estudiante de Ingeniería de Ejecución en Agronomía, Flor Opazo, centrada generar competencias en las nuevas generaciones de técnicos y profesionales del agro en lo concerniente a las técnicas de producción de huevos, así como también en las comunidades rurales productoras de la región de Los Lagos.

Con la adjudicación de los fondos se desarrollarán una serie de acciones, entre ellas, la instalación de una unidad de aprendizaje avícola en las dependencias mattheínas, con la infraestructura necesaria para la producción de huevos, es decir, un gallinero con aireación e iluminación natural y artificial a través de paneles solares fotovoltaico, área de incubación, un área de cría de pollitas, además de un corral con cerco perimetral que albergará a 50 gallinas ponedoras de la raza Lohmann Color.

En este espacio dedicado a la docencia práctica se capacitarán a 60 estudiantes del Instituto, y a la vez, se pretende difundir el manejo técnico avícola adecuado a 60 pequeños agricultores usuarios de Programas de Desarrollo Rural de las comunas de Hornopirén, Achao, Calbuco y San Juan de la Costa. Asimismo, el proyecto considera la realización de un seminario donde se abordarán los principales aspectos técnicos relacionados al “Free Range”, y un programa de actividades de difusión de este sistema para la producción de huevos.

Desde el Instituto, la Unidad que apoyará a los estudiantes, tanto de la carrera de Ingeniería de Ejecución en Agronomía como de Técnico Experto Agrario, en el desarrollo del proyecto será el Centro de Aprendizaje, Acompañamiento y Desarrollo Estudiantil (CAADE), entidad que será el nexo entre estos y las distintas unidades académicas institucionales, así como también con la Unidad Didáctica Hortofrutícola, donde se levantará la infraestructura para la ejecución de este proyecto.

Al respecto, Patricio Arriagada, Encargado de la Unidad Didáctica Hortofrutícola, comentó que la iniciativa pretende preparar a alumnos y productores locales en el conocimiento de estos nuevos sistemas de producción de huevos, “en atención a que en los últimos años en Chile han surgido algunos emprendimientos que operan sistemas de alojamiento alternativos, priorizando el bienestar de las ponedoras. Estos se han estructurado en función de los valores que comienzan a primar en las decisiones de compra de algunos grupos de consumidores chilenos y del mundo, para quienes la preocupación por el bienestar de las aves ocupa un lugar predominante.

Aquellos que han surgido respondiendo a estas preferencias incluyen a Ecoterra, Gallina Feliz y Yemita (La Granja), entre otros, cada uno ha procurado diferenciarse del otro en el mercado”, explicó.

Asimismo, comentó que el “Free Range” es un nuevo sistema de producción de huevos que se está exigiendo en otras partes del mundo y que, en un futuro cercano, en nuestro país, exigirá que el 100% de los huevos sean producidos bajo este sistema. “La gestión del modelo “Free Range” se ajusta a normativas de sustentabilidad ambiental, comercio justo y responsabilidad social.

La certificación de estos atributos en el marco de un sistema internacionalmente reconocido da sustentabilidad económica y social al sistema. A través de dichas certificaciones se avala la calidad del producto y las buenas prácticas de la empresa y sus asociados ante un segmento de consumidores”, indicó el profesional. Durante los 18 meses de duración del proyecto, la responsable de su correcta ejecución será la propia gestora de la idea, la estudiante Flor Opazo, en calidad de Coordinadora del Proyecto.