República Popular China celebró 70 años

33

El presidente chino, Xi Jinping, pasó revista este martes a las fuerzas armadas en el centro de Beijing, por primera vez en el Día Nacional, para celebrar el 70º aniversario de la fundación de la República Popular China.

De pie en una limusina negra con techo abierto de la icónica marca china Hongqi (Bandera Roja), Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central, revisó las formaciones de personal y armamento que se alinearon a lo largo de la avenida Chang’an bajo el brillante sol del otoño.

Con un traje de estilo chino gris oscuro de cuello alto, Xi saludó repetidamente a los soldados a través del micrófono: «¡Saludos a ustedes, camaradas!» y «¡Camaradas, gracias por su arduo trabajo!». Los soldados, a su vez, respondieron: «¡Saludo, presidente!» y «¡Servimos al pueblo!».

«¡Seguir al Partido! ¡Luchar para ganar! ¡Forjar una conducta ejemplar!», saludaron en voz alta los militares, hombres y mujeres, al paso de Xi.

Miles de efectivos marcharon frente a la plaza, tanques sofisticados y vehículos blindados retumbaron, y modernos aviones de caza surcaron los aires. El histórico desfile incluyó 15.000 efectivos, 580 piezas de armamento y más de 160 aviones que dividieron en 15 formaciones de infantería, 32 de armamento y 12 escalones.

El desfile del Día Nacional de este martes fue el primero de su tipo desde que el socialismo con peculiaridades chinas entró en una nueva era, y la primera demostración general de las fuerzas armadas chinas después de su reforma y reestructuración integrales en los últimos años.

«Hace exactamente 70 años, el camarada Mao Zedong declaró aquí de manera solemne al mundo que la República Popular China había sido fundada y que el pueblo chino se había puesto de pie», dijo Xi en la tribuna de Tian’anmen en un gran mitin. «Desde entonces, la nación china ha venido recorriendo el camino de lograr la revitalización nacional».

A diferencia del desfile del Día Nacional de hace 70 años, en el que muchas armas del Ejército Popular de Liberación (EPL) eran de origen extranjero y habían sido incautadas a las tropas enemigas en el campo de batalla, todo el armamento del desfile de este martes fue hecho en China.

Armas nuevas, desde los misiles nucleares estratégicos intercontinentales Dongfeng-41 y los bombarderos estratégicos de largo alcance H-6N hasta los nuevos modelos de drones, representaron el 40 por ciento de todo el armamento presentado en el desfile.

Una gran parte de las formaciones de tierra y escalones estaba conformada por múltiples servicios, una estructura que puso de relieve una mayor interoperabilidad del EPL lograda a través de la reforma.

Entre las varias formaciones que aparecieron por primera vez en un desfile del Día Nacional se encontraban las fuerzas de mantenimiento de la paz, ya que el país sigue siendo el mayor contribuyente de fuerzas de este tipo entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Actualmente, 2.500 soldados y oficiales chinos están sirviendo en siete misiones de mantenimiento de la paz en diferentes rincones del mundo.

Desde el lanzamiento de la política de reforma y apertura, en 1978, China ha reducido sus fuerzas armadas en más de 4 millones de efectivos.

«Hemos presentado una imagen actualizada después de la reforma y la reestructuración», afirmó Yi Xiaoguang, comandante en jefe del desfile militar. «Las fuerzas armadas chinas siempre serán defensoras del pueblo y de la seguridad nacional de China, así como de la paz mundial», subrayó.

Desde que asumió el cargo de presidente de la Comisión Militar Central, Xi ha pasado revista a las fuerzas armadas en numerosas ocasiones, incluyendo una en la Plaza de Tian’anmen en 2015 celebrando el 70º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, una en el corazón de Mongolia Interior en 2017, y dos frente a las costas a bordo de buques de guerra, en 2018 y 2019, dejando claro que es perfectamente consciente de la necesidad de construir un ejército fuerte en aras de prevenir las guerras y mantener la paz.

«China se mantendrá en el camino del desarrollo pacífico», aseguró Xi en su discurso del Día Nacional. «Continuaremos trabajando con la gente de todos los países para impulsar la construcción conjunta de una comunidad de destino de la humanidad», prometió.