Sentido de la vida, de las relaciones, del trabajo…

195

Por Carol Jacusiel

Viktor Frankl, en su libro, “El hombre en busca de sentido” propone fases en que el hombre busca el sentido de su vida en su paso por un campo de concentración, a partir del vacío existencial.

Pero ¿qué nos pasa hoy, en plena pandemia? ¿Le encontramos sentido a lo que estamos viviendo? ¿Cómo manejamos el vacío, la falta de contacto interpersonal y los sueños que quedan postergados?

Es muy difícil plantear esquemas de análisis y visión de lo que acontece en estos tiempos. Ahora bien, siempre está la posibilidad de encontrar sentido al sin sentido, a aquello que nos molesta y atormenta.

Según Wikipedia, “El sentido de la vida constituye una cuestión filosófica sobre el objetivo y el significado de la vida, o de la existencia más en general. Este concepto se puede expresar a través de una variedad de preguntas, tales como ¿Por qué estamos aquí? o ¿Qué es la vida?”

Cada persona tendrá que pensar sobre estas cuestiones filosóficas según lo que quiere, piensa y proyecta. Esta última arista se complica, ya que, como hemos hablado anteriormente, estamos en tiempos de incertidumbre, donde la planificación se dificulta o no es posible realizarla.

Según si creemos o no (desde el punto de vista religioso) o si le encontramos la argumentación a lo concreto y terrenal, es cómo abordemos estas temáticas y podamos encontrar el sentido a las cosas que hacemos y al desarrollo de nuestra vida.

¿Cómo queremos vivir? ¿Cómo queremos educar a nuestros hijos? ¿Cuáles son para nosotros logros significativos? ¿Cuáles son mis metas?

También, podemos analizar el trabajo que realizamos. ¿Cómo ha cambiado éste con la pandemia? Los parámetros de funcionamiento y evaluación de hoy no son los mismos de hace 50, 30 o 1 año. Estamos mudando nuestro quehacer a parametrizarlo de una manera diferente, en el que, si antes se trabajaba en un horario determinado, en un espacio físico determinado, con una remuneración determinada, hoy se trabaja por objetivos, virtualmente desde cualquier lugar y con retribuciones según cumplimientos.

Busquemos entonces el sentido a nuestra vida y a todo nuestro quehacer, enriqueciéndonos espiritualmente, con una vida más potente.

¡Que tengan una excelente semana!

No olviden escribirme a carol@jacusiel.cl