Taiwán protesta por su exclusión en la 74a Asamblea Mundial de la Salud

141

El Gobierno y el pueblo de Taiwán están profundamente disgustados por no poder participar en la 74a Asamblea Mundial de la Salud, la cual se realizó desde el 24 de mayo en forma virtual este año debido al COVID-19, según los Ministerios de Relaciones Exteriores y Salud y Bienestar de Taiwán.

En una declaración conjunta, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de la Salud agradecieron a la comunidad internacional por apoyar a Taiwán y respaldar su candidatura para participar en la reunión anual de la Organización Mundial de la Salud. También reafirmaron el firme compromiso del Gobierno para asegurar una voz para el país en la AMS.

El Ministro de RR.EE, Jaushieh Joseph Wu, dijo que es lamentable que la OMS continúe su indiferencia hacia los derechos de los 23,5 millones de habitantes de Taiwán. Al ignorar los llamados para permitir que el país contribuya a la salud y la medicina global, la agencia especializada socava la promesa del sistema de la ONU de No Dejar A Nadie Atrás y priva a los estados miembros de los beneficios del extenso conocimiento de Taiwán en una variedad de áreas relacionadas.

Haciendo eco de los comentarios de Wu, el ministro del Ministerio de Salud, Chen Shih-chung, dijo que el reciente aumento en el número de casos de COVID-19 en Taiwán demuestra que la enfermedad no conoce fronteras. Dejar de lado a Taiwán crea una brecha en la red global de gestión y prevención, dijo Chen, y agregó que toda la experiencia y la información disponibles deben compartirse en la lucha colectiva por la buena salud y el bienestar.

Chen dijo que, como organismo sanitario internacional profesional, la OMS debe representar y servir los intereses de la humanidad, no capitular ante la agenda política y los intereses de un determinado miembro.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, los esfuerzos de Taiwán para participar en las actividades, mecanismos y reuniones de la OMS están cobrando impulso gracias a la amenaza cada vez más virulenta que representa el coronavirus. La gravedad de la pandemia ha hecho que los países de todo el mundo sean aún más conscientes de la importancia, urgencia y necesidad de la inclusión de Taiwán en la Organización Mundial de Salud.

Un ejemplo es la demostración de alto nivel de apoyo sin precedentes por parte de los Ministros de Relaciones Exteriores del G-7 (Grupo de los Siete) que instaron a la participación significativa en la OMS y la AMS del país que figura en el reciente comunicado.  Además, los jefes de Gobierno, Ministros, funcionarios y políticos de todo el mundo, incluidos los aliados y socios de ideas afines como Canadá, Japón, la Unión Europea y Estados Unidos, han expresado públicamente su apoyo incondicional a Taiwán, agregó el Ministro Wu.

La mera magnitud del respaldo da testimonio del hecho de que la comunidad mundial reconozca la legitimidad de la participación de Taiwán en la OMS, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores, y agregó que el país seguirá esforzándose por unirse a los esfuerzos mundiales para promover la salud y la seguridad de todos los seres humanos.