Tecnología 5G: un mundo laboral nuevo e inmersivo

92

Por Suzanne Taylor, Vicepresidente de Innovación y Tecnologías Emergentes en Unisys.

La pandemia nos ha llevado hacia una era en la que podemos trabajar desde cualquier lugar sin problema. Creó la necesidad de adoptar nuevas formas de interacción de persona a persona, de persona a aplicación y de máquina a máquina. Asimismo, exigió encontrar soluciones que nos hagan sentir como si estuviéramos compartiendo con otras personas y objetos físicos.

Actualmente, hay aplicaciones de realidad aumentada para servicios de campo que permiten a los expertos ayudar de forma remota a los clientes o técnicos en el trabajo de campo. Sin embargo, la tecnología es sensible a las latencias de la red y necesita ancho de banda, por lo que sigue siendo limitada.

Mientras tanto, el 5G viene con la promesa de un mayor ancho de banda, latencia ultra baja y una mejor conectividad para los dispositivos.

Nokia, en una encuesta a 3.000 usuarios, identificó las experiencias inmersivas como uno de los cinco casos de uso clave que habilitan el 5G (junto con los avances actuales en realidad virtual, aumentada y mixta; gemelos digitales; y la nube de realidad aumentada futurista). Todos apuntan a una convergencia en la que los entornos interactivos y envolventes probablemente se convertirán en realidad, más allá de los juegos y el entretenimiento.

Lo que antes parecía futurista o poco realista ahora, en nuestro entorno pandémico actual, parece estar al alcance.

La conectividad basada en 5G permitirá el intercambio, la computación y el procesamiento de cantidades masivas de datos en dispositivos, dispositivos cercanos y hasta en la nube. Además, puede hacer que todo esto suceda mucho más rápido que las iteraciones anteriores de tecnología celular.

Informes recientes indican que los principales proveedores de telefonía celular han demostrado que las velocidades de 5G superan el 1 Gbps, de 10 a 100 veces más rápido que las conexiones celulares típicas. Además, la latencia de 5G puede ser tan pequeña como 1 milisegundo, mientras el tiempo de retraso en las redes actuales puede ser de hasta 20 milisegundos.

Aunque hemos escuchado sobre esta nueva tecnología de conectividad durante años, los principales operadores de telefonía celular están trabajando para construir sus redes 5G. Los dispositivos aún no están allí, y realmente no conocemos los puntos de costo ni las tasas de aceptación.

El verano pasado, Gartner predijo que el 5G está a dos o cinco años de la meseta de productividad en la que se demuestran y aceptan los beneficios del mundo real de una tecnología.

Cómo serán las experiencias inmersivas habilitadas para 5G

Los informes de los medios sugieren que los juegos serán una de las primeras industrias en beneficiarse de 5G pero, eventualmente, su influencia positiva se extenderá a nuevos modos de capacitación, marketing, interfaces cliente-producto y aplicaciones para colaboración remota, resolución de problemas, mantenimiento y reparaciones.

Hay diferentes experiencias inmersivas. La realidad virtual sumerge al ser humano en un mundo completamente digital. Las interacciones con otros humanos se realizan a través de avatares digitales. Este tipo de interacción inmersiva es muy adecuada para escenarios de entrenamiento complejos en un entorno de simulación controlado y seguro.

La realidad aumentada, por otro lado, superpone información digital sobre objetos o entornos físicos. Los usuarios pueden ver ambos al mismo tiempo dentro de un contexto compartido. Por ejemplo, los técnicos de campo en un trabajo pueden llamar a expertos sirviéndose de anteojos digitales o dispositivos portátiles. Los expertos pueden guiar a los técnicos a través de los procesos o ayudarlos a encontrar algo en el equipo en el campo utilizando la superposición digital para señalar un área o componente, o sugerir una acción.

La realidad mixta es una mezcla adicional de los mundos físico y digital. Esto permite al usuario visualizar e interactuar con información digital como superposiciones 3D sobre datos en tiempo real. En este caso, los objetos digitales están integrados, no superpuestos. Por ejemplo, el fabricante de juguetes Mattel está utilizando Microsoft HoloLens para permitir que sus diseñadores, ingenieros, comercializadores y fabricantes de todo el mundo se reúnan en una sala de proyectos espacial para reducir la necesidad de viajar y garantizar la alineación entre disciplinas.

Mientras tanto, los gemelos digitales ofrecen réplicas virtuales de dispositivos físicos. Pueden usar la entrada de sensores que recopilan datos de una contraparte del mundo real, simular un sistema físico antes de su construcción o hacer una combinación de los dos. Un gemelo digital permite a las empresas ejecutar simulaciones antes de que los sistemas se construyan, modifiquen e implementen. También admiten las pruebas de escenarios hipotéticos de una manera no invasiva para el mundo físico.

La última (y más lejana) experiencia inmersiva del futuro estará habilitada por la nube de realidad aumentada (AR). Las plataformas de AR en la nube prometen permitirnos viajar dentro y fuera de diferentes mundos virtuales y físicos de manera fluida. Luego, la información y las experiencias se pueden aumentar y compartir y mantenerse en todas las aplicaciones y dispositivos.

Las organizaciones deben prepararse para la experiencia inmersiva

Los líderes empresariales pueden aprovechar este tiempo para comprender cómo las experiencias inmersivas impulsadas por la llegada del 5G probablemente afectarán sus negocios en múltiples dimensiones. La disponibilidad de experiencias más inmersivas probablemente cambiará las expectativas tanto de los clientes como de los colaboradores.

Los espacios de trabajo inmersivos crearán entornos de trabajo colaborativo que transmitan una sensación de presencia en el mundo real, esa sensación de estar en la misma habitación que los demás. Los colaboradores esperarán mejores interacciones, procesos y procedimientos. Es posible que la videoconferencia no sea suficiente para siempre.

Las experiencias del producto también cambiarán. Las interfaces de productos actuales son experiencias visuales en 2D, con algunas interfaces de lenguaje hablado o escrito. A medida que las experiencias se vuelvan más inmersivas, los clientes esperarán interactuar de manera diferente con los productos, utilizando un modo mixto de lenguaje natural y gestos no verbales, como señalar y rastrear los ojos.

Recomiendo a las empresas que examinen cómo esto alterará los requerimientos de infraestructura empresarial. Las velocidades en los espacios interiores deben coincidir con las velocidades de la red 5G. Habrá más dispositivos para permitir interacciones inmersivas. Habrá nuevas implicaciones de seguridad y privacidad de datos que impulsarán la planificación de TI y ciberseguridad.

Es un mundo completamente nuevo. Las tecnologías inmersivas, habilitadas por el 5G, pueden servir no solo para “juntarnos” de manera segura, sino también para llevar nuestras experiencias digitales al siguiente nivel y más allá.