Tecnologías que las compañías exitosas utilizarán en la postcrisis

149

Por Mauricio Cataneo, Presidente de Unisys Brasil y CFO para Latinoamérica

El ser humano es adaptable. Actualmente vivimos en una “nueva normalidad” a la que innumerables compañías transformaron sus estructuras para que sus empleados trabajen a distancia.

Aunque tenemos previsiones, no sabemos exactamente cómo serán las relaciones de trabajo en un futuro próximo. Ante esto, hay que tener infraestructura y apoyo. Por ahora, algunos están trabajando con extrema productividad, pero otros no tanto.

La crisis nos sorprendió: nadie estaba preparado para migrar a un trabajo desde casa. Pero ahora tenemos una oportunidad única para construir lo que viene.

Es fundamental hacer previsiones, imaginar escenarios y planear acciones para que no seamos víctimas de las circunstancias. Algunas de las tecnologías que tomarán aún más fuerza en los próximos capítulos de la historia que estamos escribiendo son los siguientes:

  1. Sistemas de digital workplace. Plataformas virtuales que permiten a los empleados trabajar de manera remota desde cualquier lugar (la nube). Con eso, también se aumenta la productividad de algunas personas, quienes pueden tener mayor movilidad, hacer citas virtuales y al mismo tiempo trabajar en un proyecto, entre otras posibilidades.
  1. Autenticación biométrica. Para autenticar personas y proteger datos, estas tecnologías reconocen personas sin necesidad de toques y por eso mejoran la productividad de trabajo mientras la seguridad no sufre.
  1. Inteligencia artificial. Puede ser implementada en sistemas internos para identificar rápidamente anomalías en operaciones e indicar las medidas que deben ser tomadas en cada situación, sea un ataque hacker o cualquier actividad inesperada.  
  1. Edge computing. Permite el gerenciamiento digital de miles de dispositivos al mismo tiempo. Son como micro data centers que admiten el procesamiento de datos. No necesariamente están en la nube, pero sí próximos al borde de la red y más cercanos al usuario que tiene el acceso. En la práctica, trae más seguridad y mejor procesamiento de datos.
  1. Internet de las cosas. Ya la conocemos, pero esta tecnología aún no llega a la mitad de su potencial. Imagine una compañía que puede monitorear sus productos automáticamente. Piense en médicos que pueden tener todo el historial de sus pacientes en gadgets que monitorean anomalías o cámaras que identifican personas enfermas. Las posibilidades son infinitas.

Sin embargo, las tecnologías mencionadas no pueden ser exitosas si la seguridad de la información no las antecede. Siempre decimos que la tecnología puede transformar negocios, pero a la vez necesitamos desarrollar cambios fundamentales de mindset. En otras palabras, si queremos trabajar con tecnología sin exponernos a grandes riesgos, hay que crear una conciencia corporativa de que la seguridad es imprescindible. Simplemente porque hay hackers que todos los años invierten recursos colosales en tener mejores herramientas para robar datos.

Al fin y al cabo, después de hacer algunos ejercicios para imaginar los escenarios posibles, no es difícil darse cuenta de que la incertidumbre es una certeza. Los que miremos más allá quizá podremos percibir detalles determinantes para el futuro. Mientras tanto, no es difícil suponer que las compañías que no tengan la tecnología en el centro de su estrategia no sobrevivirán.