Trabajadores chilenos se sienten optimistas sobre su futuro laboral

El 82% de los empleados del país ven de forma positiva o muy positiva lo que podría ocurrir con su vida profesional los próximos cinco años, en contraste con el 85% de sus dos vecinos del sur. 47% de los trabajadores chilenos planea quedarse entre uno y cinco años en su empleo actual, versus 39% de los colaboradores de la región.

210

La percepción del futuro del trabajo entre los empleados chilenos evolucionó positivamente el último año: 82% de ellos son optimistas sobre lo que les deparará su vida profesional para los próximos cinco años, según revela un nuevo estudio del Instituto de Investigación ADP®, People at Work 2021: A Global Workforce View.

Si bien, la llegada del Covid-19, afectó las percepciones de los trabajadores a nivel regional, debido a la incertidumbre que generó la posibilidad del estancamiento profesional o pérdida laboral, la mayoría de los trabajadores chilenos parece tener una mirada optimista respecto a los próximos cinco años, solo dos puntos abajo del promedio regional (85%). Los más optimistas del grupo son los brasileños, con un 86%.

Esa lectura favorable del porvenir se proyecta también en que el 47% de los trabajadores chilenos prevé mantener su relación de trabajo con su empleador actual entre uno y cinco años, en comparación con el 39% de promedio de los tres países.

“Existe de cierta manera, una actitud optimista no solo en nuestro país, si no que en toda la región, en donde se refleja que en América Latina existe un 85% de optimismo en relación al futuro laboral, situándonos sobre América del Norte el cual llega a un 77% y de Europa que alcanza un 71%. Asia-Pacífico es la región que lidera esta proyección, con un 90%”, comenta Luiz Bernabé, Gerente General de ADP en Argentina, Chile y Perú.

El estudio arrojó además que muchos trabajadores de la región, (90%)  han debido realizar tareas adicionales y asumir una carga de trabajo más pesada a fin de no perder su fuente laboral.

Sin embargo, más de un tercio de los profesionales chilenos (40%) valora que sus supervisores estén siendo más flexibles que lo que indica la normativa de la compañía para la que trabajan (con una percepción muy similar al número regional: 39%) y el 32% no ha visto ningún cambio.

Otro punto a considerar, y que ha reflejado un aumento en la proporción de trabajadores que dicen sentirse de cierta manera “empoderados”, es aprovechar los acuerdos laborales más flexibles con sus empresas, en donde el 71%  de la región se siente beneficiado con esta iniciativa.

En la misma línea de percepción de seguridad y estabilidad, 23% de los trabajadores chilenos se sienten seguros en la industria en la que trabajan y no están considerando cambiar de rubro, casi 4 puntos porcentuales bajo el promedio regional (26.72%).

“Si bien, y a pesar de los esfuerzos que se han visto para favorecer y facilitar el trabajo hibrido y remoto durante la pandemia, aún persisten algunos obstáculos como la supervisión aún más controlada por parte del  empleador, siendo  más rigurosos que en período pre pandemia en cuanto al control del tiempo y la asistencia. En Chile, el 52,24% de los colaboradores afirma que su empleador monitorea más de cerca las horas trabajadas que antes de la pandemia. Este es un asunto a tomar en cuenta y un desafío que resulta clave para los gerentes y equipos de recursos humanos en el futuro”, afirma Bernabé.