Trabajo en Equipo

13

Por Carol Jacusiel

Mucho se habla del trabajo en equipo y se lo menciona como un deber cuando alguien recluta una persona para un cargo o hace una definición de un perfil de cargo.

Según Wikipedia, el “trabajo en equipo es el trabajo hecho por varias personas donde cada uno hace una parte, pero todos con un objetivo común. Pero para que se considere trabajo en equipo o cooperativo, el trabajo debe tener una estructura organizativa que favorezca la elaboración conjunta del trabajo y no que cada uno de los miembros realicen una parte del trabajo y juntarlas.” Aquí aplica decir que “el todo es más que las sumas de sus partes”.

Realmente es importante trabajar en equipo, la correcta comunicación para que se lleve a cabo de forma exitosa. Sin embargo, no hay que caer en la trampa de que es imprescindible o que todos los trabajos y funciones deben realizarse en equipo. Hay trabajos, funciones y/o tareas que se pueden y deben realizar en soledad. Y las personas deben buscar lo que les acomoda más a su personalidad y estilo para lo que realizan.

Los postulantes tienen muletillas de explicaciones de cómo trabajan, qué esperan o cómo son basadas en este concepto y en otros.

Hay trabajos que realmente no llegan a buen término sin formar y potenciar el equipo de trabajo. Incluso, si alguien falta el equipo es capaz de poner una cuota adicional de esfuerzo para cumplir con éxito y que no se note la falta de algún miembro. Pensemos en nuestro cuerpo, cada uno de nuestros órganos es un miembro del equipo. Pero si nos lesionamos un pie el resto del cuerpo lo suple, caminamos con dificultad, pero las otras partes suplen el déficit.

Existen una serie de trabajos y ejercicios que podemos hacer para lograr afiatar el equipo y lograr una compenetración tal que mejore la productividad. ¿Cuánto conocemos al otro para saber, en el conjunto, cómo lograr mejor la meta? ¿Cómo hace un buen líder para reconocer las fortalezas y debilidades de su equipo?

Estos talleres se hacen con una base común, pero se adaptan a las necesidades de los equipos, sus líderes y la madurez que tengan. Son excelentes para subir la moral, motivar y hacer personas felices con lo que hacen.

Para más información visita: www.caroljacusiel.cl