Alianza con Fundación Cosmos: Parque Tricao dona árboles nativos al Santuario de la Naturaleza Humedal Río Maipo

Con el objetivo de potenciar los lugares de conservación de la zona de Santo Domingo y realizar un trabajo en conjunto con aquellas iniciativas que buscan potenciar la flora y fauna nacional, la Fundación Parque Tricao entregó 60 ejemplares de árboles nativos para el espacio ubicado en la ribera del río Maipo.

283

En el mundo, solo 12 millones de Km2 son humedales, lo que representa tan solo un 6% de la superficie terrestre. Sin embargo, tienen una función muy importante y es que proporcionan el 40% de los servicios ecosistémicos que son necesarios para el bienestar de las comunidades. Además de captar grandes cantidades de CO2 de la atmósfera, estos provisionan madera o agua, regulan y controlan inundaciones o plagas y adaptan los territorios frente al cambio climático.

Por esta relevancia y con el objetivo de fortalecer estos espacios en Chile, en el Santuario de la Naturaleza Humedal Río Maipo, representantes de la Fundación Parque Tricao le hicieron entrega de 60 árboles nativos a la Fundación Cosmos, que desde  2018 administra el lugar y el Parque Humedal río Maipo.

Los ejemplares de molles y huinganes fueron plantados en forma inmediata para que sean parte del ecosistema y puedan colaborar en la regeneración de zonas degradadas del área protegida y, así, brindar un mejor hábitat a la flora, fauna y funga del lugar.

El coordinador de proyectos de la Fundación Cosmos en la Región de Valparaíso, Ignacio Ascui, destacó la donación e indicó que “el trabajo entre Fundación Cosmos y Fundación Parque Tricao es un ejemplo concreto de cómo la colaboración y comunión de propósito permiten generar un impacto en la conservación de áreas naturales como el humedal del río Maipo, socioecosistema que sustenta la vida no solo de la flora, fauna y funga del humedal, sino que también representa un patrimonio natural para toda la provincia de San Antonio”.

Agregó que “este y todos los humedales tienen la capacidad de ser captadores de CO2 y mitigar el cambio climático. Además, son una plataforma de interacción cercana y didáctica entre la comunidad local y los gestores de conservación, lo que nos permite crear experiencias únicas de conexión con la naturaleza”

La protección de los humedales debe fortalecerse. La tasa de pérdida a nivel mundial aumentó de 64 a 71% en el último siglo, y en Chile pasa algo similar. Son ecosistemas frágiles y en nuestro país existen más de 20 tipos distintos, que también ayudan a paliar los graves efectos del cambio climático. Por esto, generar alianzas de conservación y fomentar la colaboración entre diferentes actores de los ámbitos académicos, públicos y privados es urgente.

El humedal y santuario de la naturaleza, situado en la desembocadura del río Maipo, existe hace cerca de 20 años, pero no ha estado exento del daño y amenaza climática que sufre el planeta por acción humana. Una investigación de la Universidad Austral por encargo de la Municipalidad de Santo Domingo arrojó que el área espejo del agua en el humedal, desde 2015, ha disminuido en un 81%.

El director ejecutivo de la Fundación Parque Tricao, Nicolás Vicuña, recalcó que “Chile tiene una riqueza que pocos países tienen. La verdad es que estamos llamados todos a cuidarla. El desafío del país, primero, es conocer lo que tiene, y hacernos parte de este conocimiento y de esta riqueza es lo más importante. Nosotros queremos aportar desde nuestro lugar y nuestra zona. Aquí, junto con Fundación Cosmos, Humedal Río Maipo y Parque Tricao estamos aportando en la consciencia, en la educación y en la recuperación de esos espacios muchas veces perdidos”.