BSH proyecta un año desafiante

Las buenas cifras del 2021 se verán impactadas por acontecimientos como la guerra en Ucrania y el Coronavirus que aún no termina.

124

Bosch Siemens Home Appliances ha conseguido nuevamente una cifra récord de facturación, para el periodo 2021, en sus 55 años de historia. Una facturación de 15.600 millones de euros en 2021 que equivale a un aumento del 12% con respecto al ejercicio anterior (un 14% tras ajustar los efectos del cambio de moneda). 

«Me alegro de que, pese a los numerosos retos, en 2021 hayamos conseguido alcanzar de nuevo un resultado récord y agradezco sinceramente a nuestros empleados de todo el mundo el gran trabajo realizado», afirma Carla Kriwet, CEO y presidenta del Consejo de Administración de BSH Hausgeräte GmbH. «Sin embargo, sabemos que los acontecimientos mundiales seguirán afectando a nuestro negocio este año: además de la dramática situación en Ucrania, la pandemia de coronavirus aún no ha acabado, las cadenas de suministro siguen siendo inestables y sigue habiendo escasez de semiconductores».

Crecimiento estable en todas las regiones – Fuerte crecimiento económico de los países emergentes

En 2021, BSH consiguió aumentar considerablemente su facturación en todas las regiones. El fabricante de electrodomésticos líder en Europa se benefició de la continua y elevada demanda mundial de electrodomésticos de alta calidad, de su sólido portfolio de marcas globales como Bosch en Chile. En la región Europa, que contempla también las cifras latinoamericanas, BSH sigue siendo el líder indiscutible del mercado. El año pasado, la facturación aumentó en esta región un 9 %. 

Para Cristián Darré, Gerente Comercial de la marca en Chile, “En nuestro país, siguiendo la tendencia mundial, los connacionales prefirieron nuestra marca, por lo que pudimos aumentar nuestra facturación en un 60% el año 2021 y proyectamos, asimismo, un 2022 desafiante, por un mayor temor al endeudamiento y gasto por las incertidumbres mundiales y locales”, sin embargo, nuestra compañía se ha preparado, realizando inversiones e innovaciones para mantener nuestro liderazgo en ciertas categorías como Lavavajillas, Cocción y Secado. 

Crecimiento en todas las categorías de producto

El mayor impulso a la facturación en 2021 vino del área de productos de Frío, con un crecimiento del 20% respecto al año anterior, seguida del área de productos de Cocción (hornos +14%, placas y ventilación +13%). Por su parte, en el área de Cuidado de la ropa el crecimiento fue del 9% y en Lavavajillas, del 7%. Los pequeños electrodomésticos (productos de consumo), como las cafeteras automáticas, los procesadores de alimentos y las aspiradoras, también tuvieron una evolución positiva, con un crecimiento del 9%.

El servicio BSH al cliente, que ha sido premiado en múltiples ocasiones, también aumentó sus ingresos en un 4% con respecto al año anterior. Los alrededor de 15.000 empleados del área del servicio BSH al Cliente y de sus socios en este área siguieron atendiendo de forma ininterrumpida a los consumidores de unos 50 países también en el segundo año de la pandemia de coronavirus.

BSH ayuda a los consumidores a adoptar un estilo de vida más sostenible.

Según un estudio global realizado por BSH en 2021, los consumidores desean cada vez más llevar un estilo de vida más sostenible sin tener que renunciar a la comodidad. Los criterios principales a la hora de elegir electrodomésticos son que tengan una larga vida útil, consuman menos energía y agua, y se hayan fabricado con materiales sostenibles. También cobran importancia la higiene y la frescura de los alimentos, y evitar el desperdicio de alimentos.

Como respuesta a todo ello, BSH ofrece innovadoras soluciones de electrodomésticos y servicios. Por ejemplo, los nuevos lavavajillas con autoaprendizaje proponen activamente programas de eficiencia energética e informan sobre el consumo de agua y energía. De esta forma, BSH ayuda a los consumidores a reducir su propia huella de carbono. 

Descarbonización e inversiones en economía circular

Ya en 2020, BSH desarrollaba y fabricaba sus productos en todo el mundo siendo neutra en emisiones de CO2.

Desde septiembre de 2021, BSH ha adquirido acero ecológico con una huella de carbono un 66% menor a Salzgitter AG para fabricar lavadoras en su planta polaca de Łódź. Su objetivo es que todos los centros se abastezcan completamente con electricidad verde para 2030.

Para la fabricación de nuevos aparatos, BSH apuesta cada vez más por el uso de materiales reciclados. Está previsto que en 2025 los electrodomésticos de BSH contengan al menos un 25% de materiales reciclados, un porcentaje que se quiere duplicar para que alcance el 50% en 2030. Al mismo tiempo, BSH se ha fijado la meta de aumentar la proporción de materiales reutilizables que utiliza en sus aparatos hasta al menos el 80% antes de 2025 y el 95% antes del 2030.

BSH sigue invirtiendo en nuevos modelos de negocio, como el proyecto piloto lanzado recientemente en Austria llamado «Refurbished», con el cual se ponen a la venta por primera vez lavadoras de la marca Bosch reacondicionadas de forma profesional con la garantía del fabricante. Además, desde el año 2021, los consumidores pueden alquilar electrodomésticos en Alemania y Holanda mediante un modelo de suscripción denominado BlueMovement. Y ya desde 2016, el modelo WeWash ofrece a quienes viven en grandes edificios en Alemania y Austria la opción de reservar una lavadora a través de una aplicación y de pagar cada ciclo de lavado sin tener que utilizar dinero en efectivo.

«La sostenibilidad no es una cuestión de estilo de vida, y para mí, la sostenibilidad y la rentabilidad no son excluyentes. Al contrario. Nuestras inversiones en procesos y productos sostenibles no son solo una responsabilidad empresarial, sino que también son rentables», subraya la CEO Carla Kriwet. 

Gran preocupación por la actual situación en Ucrania y en Rusia

La máxima prioridad de BSH es la seguridad de sus empleados en todos los países. Por eso, los equipos de crisis están ayudando a los trabajadores de BSH en Ucrania y a sus familias para que puedan salir del país con seguridad y, están organizando transporte y alojamientos para ellos. Además, BSH ayuda a las personas de la zona que lo necesitan y apoya económicamente a las organizaciones de ayuda humanitaria que trabajan sobre el terreno.

Observamos la situación con gran preocupación. Hemos interrumpido la producción en nuestras dos fábricas de San Petersburgo y hemos suspendido todas las operaciones en Rusia. Sin embargo, seguiremos facilitando piezas de repuesto y asistencia técnica a nuestros clientes en la medida de lo posible. Como es lógico, cumpliremos todas las exigencias jurídicas y legales actuales y futuras.