Cerrillos, Antofagasta y Concepción se perfilan como polos de inversión de bienes raíces durante 2024

Muchas son las comunas a lo largo del país donde se espera que la plusvalía tenga efectos positivos durante el presente año. A propósito de lo anterior, desde Activo Más Inversiones entregan una amplia guía de lugares donde se espera una interesante alza en este aspecto.

249

Según datos ofrecidos por la empresa de venta de propiedades Activo Más Inversiones, durante 2023 las comunas de La Cisterna, Cerrillos y Macul, en la capital, además de Temuco, en regiones, fueron las que mejor desempeño tuvieron en cuanto a plusvalía.

Bajo ese marco, el panorama de cara al presente año se prevé variará, en algunos casos, apuntando a nuevas zonas de inversión de bienes raíces.

Si bien Cerrillos se mantendrá dentro de este grupo, Antofagasta y Concepción, dos de las zonas urbanas más importantes del país, presentarán un importante auge durante 2024, apuntan desde la compañía.

Lo anterior, según explican, se da por un par de aspectos: para la comuna de la zona norte, por un lado, el impulso de la estrategia nacional del litio será relevante. Por el otro, en el caso de la zona penquista, los precios de venta, que se han mantenido en rangos similares a los de cinco años atrás, tendrán un efecto importante en este ámbito.

Lo que parecía algo difícil hace unos años, hoy se ha ido materializando lentamente en comunas como Cerrillos o La Cisterna, en la capital, donde la inversión en compras de departamentos se estima que irá en franco aumento”, asegura Carlos Tamblay, Gerente de Inmobiliarias de Activo Más Inversiones.

El experto profundiza que “Cerrillos, por ejemplo, ha sufrido un súbito aumento gracias a la llegada del Metro, sumando a eso que es una comuna donde la UF por metro cuadrado es muy atractiva tanto para vivir, así como para invertir, haciendo de este lugar la mezcla perfecta. Sin dudas que Cerrillos será la comuna estrella durante 2024”.

Cabe mencionar que, según datos entregados por la misma compañía a fines de 2023, justamente Cerrillos y La Cisterna fueron las comunas con un mejor desempeño en cuanto a plusvalía en el país durante el año pasado con un altísimo crecimiento del 14,27% y 16,51%, respectivamente.

El atractivo de invertir en regiones

Algo similar, recalca Tamblay, sucede en las regiones: “Hay muchos temas políticos, sociales y económicos que influyen. En el sur, Concepción sigue siendo el de mayor atractivo para invertir porque, entre otros factores, tiene una altísima demanda por arriendo. Misma situación sucede en Temuco, que es una comuna muy interesante para estos fines”.

Sobre las ciudades del norte del país, si bien destaca a La Serena y Coquimbo, que “siguen estando a un gran nivel en este ámbito, en la actualidad me centraría en zonas como Antofagasta e, incluso, Calama”.

El caso de esta última es bastante particular, comenta el ejecutivo. Pese a que no destaca tanto por su plusvalía, sí lo hace por el hecho de que el arriendo del metro cuadrado es altísimo, producto de las mineras. “En ese sentido, Copiapó también se podría considerar dentro de este selecto grupo”, complementa.

El factor del interés en las tasas de crédito hipotecario

Si bien durante 2023 el sector inmobiliario se vio algo afectado, sobre todo en las propiedades de entrega inmediata debido a factores externos a la economía chilena y a otros de carácter interno, como la alta inflación o las tasas de los créditos hipotecarios, es en este último punto donde se aprecia un mayor optimismo de cara a 2024.

Justamente para este año se espera que este factor alcance cifras mucho más amigables, con tasas hipotecarias tendientes a la baja y cercanas al 4,5%, en un interés que se basa en una serie de circunstancias paralelas, como la estabilidad social y económica del país, y que se enmarca, además, en una gran cantidad de políticas que debieran ejecutarse a nivel internacional.

Una disminución en la tasa de crédito hipotecario posibilita, entre otras cosas, la reducción de los dividendos y, por consiguiente, permite a más personas poder invertir.

Este aspecto es clave para la inversión inmobiliaria. Cuando bajan las tasas hipotecarias, existe una implicancia macroeconómica, porque significa que está mejorando la economía y, por ende, hay más personas que están sujetas a créditos hipotecarios, y lo segundo es que a la gente que está sujeta a estos créditos se les exige menor renta para acceder a ellos, haciendo más sencillo el camino a este beneficio”, cierra Carlos Tamblay.