Chilenos podrán arrendar una propiedad de ensueño en Tulum a un mejor precio que en nuestro país

Grupo Alpha Inmobiliaria ofrecerá departamentos para chilenos en Tulum desde marzo de 2023 para arriendo, en un paisaje paradisíaco y con una estructura de ensueño. Los primeros 100 arrendatarios tendrán un descuento del 30 % por marcha blanca, se podrá solo reservar entre el 1 de abril de 2023 y el 15 de diciembre del mismo año. Solo hay que inscribirse en la página web y anotar la semana que requieren, su mail y su teléfono.

309

Los inversionistas chilenos están cada vez más interesados en la Riviera Maya, ubicada en la costa del caribe mexicano, la que con sus playas, construcciones e históricas ruinas llaman la atención, no solo para vacacionar, ya que ahora el teletrabajo, es una opción para vivir.

Así lo proyectó el Grupo Alpha Inmobiliaria, que tras una inversión de US$7 millones y junto a un grupo de inversionistas chilenos llegó a la cotizada zona de Aldea Zama, Tulum, en el proyecto Monarca y ofrece oportunidades únicas para los chilenos que deseen cambiar su estilo de vida o vacacionar.

“Lo que ha pasado es que hoy muchas personas están trabajando desde sus casas o en otras regiones del país. Ellos ahora tienen la opción de poder irse a vivir al extranjero y arrendar un departamento mucho más barato que en Chile y con paisajes increíbles”, haciendo teletrabajo destaca Max Schnitzer, Gerente General de Grupo Alpha Inmobiliaria.

En efecto, desde $150.000 diarios se ofrece un departamento de 108 metros en la selva de la Riviera Maya, y a 5 minutos de la playa y un penthouse con piscina de 230 metros por $300.000 diarios 

Pero además, la empresa está ofreciendo la oportunidad de optar a un precio un 30% más económico, a las cien primeras personas interesadas y que se inscriban en la página web.

En paralelo, el Grupo Alpha tiene planeado iniciar un nuevo proyecto en Tulum, el cual se ofrecerá al mercado chileno a principios del 2023, el cual se podrá optar a un crédito hipotecario directo de la inmobiliaria a un plazo de 10 años, pagando el 60 por ciento de pie y el 40 con crédito.

La gran ventaja es que el crédito se podrá pagar por la renta temporal que generan estas unidades todo el año cuando no estén ocupados por los dueños.