¿Cómo cuidar a tu perro o gato después de la esterilización?

185

El éxito de cualquier cirugía depende de la labor del veterinario y de los buenos cuidados postoperatorios que se apliquen en casa a las mascotas.

La esterilización es un procedimiento médico veterinario por medio del cual se extraen los órganos reproductores de los animales (macho y hembra) con el objetivo de brindarles beneficios en salud como la prevención de enfermedades y tumores malignos, y también para controlar su natalidad excesiva.

La esterilización ayuda a prevenir las infecciones uterinas, el cáncer de mama y piometra en perras y gatas, “Son muchas las ventajas y beneficios de la esterilización y castración tanto en gatos como en perros, ya que dejan de generar la seudo preñez o embarazo psicológico lo que les provoca en muchas ocasiones mastitis” señala Mónica Flores, médico internista (@moniveterinaria).

Una intervención quirúrgica con el propósito de esterilizar a una mascota suele no causar mayores complicaciones, pero para que así sea es necesario contribuir con algunos cuidados postoperatorios, los que son aplicables a hembras y machos de cualquier raza canina y felina.

Mónica Flores explica lo importante que es contar con los cuidados adecuados de las mascotas cuando se van a sus casas. Por ese motivo, deja una serie de recomendaciones a considerar para nuestros perros y gatos recién operados.

Tips postoperatorios

Reposo: Es ideal que la mascota tenga reposo estricto durante 48 horas para conseguir una recuperación más rápida y efectiva.

Medicamentos: Es fundamental que nuestro perro o gato recién operado tome todos los medicamentos indicados y en sus horarios respectivos entregados por su veterinario de cabecera.

BodyCobre Kimba Vet: Con este body ellos logran mantenerla temperatura post cirugía, además les ayuda a mantener la herida intacta sin que se puedan lamer, y los mantiene libre de estrés ya que las mascotas se sienten más cómodas con él. Al utilizarlo obtienen todas las ventajas del cobre que es antibacteriano, antifúngico y acaricida, lo que hace que la herida se mantenga muy sana. Generalmente, se recomienda usarlo entre 10 y 14 días dependiendo del paciente hasta que se le saquen los puntos.

Acompañar a la mascota: Aunque es una cirugía sencilla es bueno estar cerca para controlar su recuperación, además es normal que quieran más cariño y atención de lo normal.

Alimentación: Lo ideal es ofrecerles alimentos húmedos el primer día como premio por haber estado solos durante la operación.  Se recomiendan solo el día 1 de lo contrario se pueden acostumbrar.  Si de momento no les apetece comer nada no hay que obligarlos.

Cama: Es importante que su espacio habitual de descanso se encuentre limpio y despejado para que haga su reposo.