Concluyen Intervención Socioemocional en comunidades educativas de Tirúa

47

En el marco del Plan Buen Vivir, que impulsa el Gobierno del Presidente Gabriel Boric, se elaboró un Plan Regional de Convivencia Escolar, Bienestar y Salud Mental, desarrollando un programa de apoyo y contención socioemocional dirigido a los funcionarios del sistema comunal de educación de Tirúa, con un especial foco en la escuela de Quidico, Héctor Carrasco Heldt.

El trabajo estuvo a cargo de un equipo intersectorial conformado por profesionales de Educación y Salud, cuyos resultados se incluyeron en un informe que recoge información de los distintos estamentos de la escuela, así como el análisis de dicha información y las recomendaciones del equipo.

La seremi de Educación, Elizabeth Chávez, llegó hasta la mencionada escuela para entregar al alcalde de la comuna, José Linco, y a representantes de la comunidad educativa, el informe de Intervención Socioemocional.

”Estamos dando respuesta a una necesidad que manifestó la comuna, hoy entregamos los resultados de este trabajo realizado, con algunas sugerencia importantes, como es continuar trabajando la temática socioemocional y apoyar a los profesores constantemente”, explicó la seremi, Elizabeth Chávez.

Acogiendo la petición del alcalde, de brindar atención socioemocional a las y los integrantes de la comunidad educativa del establecimiento, producto de las situaciones de violencia que vive la localidad de Quidico, se logró aplicar este plan, diseñado a partir de reuniones previas de trabajo que permitieron generar acuerdos respecto a la estrategia de intervención e implementación situada en la propia escuela.

“Valoramos que nos hayan escuchado desde la seremi de Educación, para hacer los diversos talleres a nuestro comunal, a los profesores, asistentes de la educación, y en el caso de Quidico que incluyó a los alumnos y apoderados. Nos hace muy bien, en este tiempo complicado, en que aún permanece la pandemia y los factores de inseguridad, por lo que estamos muy contentos de recibir las recomendaciones ya que ahora vamos a pasar a otra etapa para seguir profundizando el trabajo en favor de nuestra comunidad“, aseguró el alcalde José Linco.

La metodología fue de carácter cualitativo a través de grupos focales que reunieron a funcionarios, estudiantes y familias, entre los meses de agosto y septiembre.

Para el grupo de funcionarios, se trabajó con docentes directivos, profesores de aula y asistentes de la educación. Se utilizó la técnica del “árbol de problemas”, que consideró una sensibilización de carácter grupal; a continuación, se abordó la problemática, causas y consecuencias de la violencia en Quidico, a partir de los testimonios entregados libremente por los participantes, dinámica guiada por el psicólogo del equipo.

El grupo focal de estudiantes trabajó con muestras representativas de alumnos y alumnas desde prekínder a segundo ciclo básico, con el relato de cuentos y confección de dibujos para los más pequeños; y un conversatorio guiado por preguntas orientadoras para los estudiantes mayores.

A las familias también se les dio la oportunidad de entregar su percepción sobre los hechos de violencia que afectan a la comuna y las consecuencias que debieron enfrentar, tanto en el contexto del hogar, como de la escuela; mediante un conversatorio abierto con el equipo.