Desde México: GlassGlassGlass estrena «Inestable»

133

Después de dos años de trabajo, por fin sale a la luz “INESTABLE”, álbum donde se refleja parte del pequeño universo hiperactivo, millennial y juguetón que siempre ha caracterizado a GGG. Dirigida por un espíritu imparable lleno de energía, y que encuentra su cauce en el activismo, apoyando siempre proyectos de artistas femeninas. «INESTABLE» es también protesta, es validación de los sentimientos de las mujeres, es salud emocional, amor propio, resiliencia. En este nuevo álbum podremos escuchar su salvajismo con odas a la libertad, a la bravura y el ímpetu femeninas; cuentos de brujas, magia, divergencia e inconformidad. A diferencia de obras previas “Todo Va a Estar Bien” y el “Antibacterial EP”, este nuevo álbum es el resultado de mucho aprendizaje, y espíritu de avance, al haber sido todos los temas producidos por la propia Glass.
Las consentidas de este álbum son: «Corre» y «Salvaje», al ser esta última una de las más recientes; surgida de una mala experiencia amorosa al haberse negado a reducirse ante alguien más. Glass, al igual que muchas otras, no está dispuesta a exponer su grandeza par someterla a los miedos e inseguridad ajenos, sino a defender sus ideales, abrazar su fiereza, propia de estos tiempos en los que las mujeres ya no se dejan socavar aunque las llamen «incómodas».

“Todo lo bueno es libre y salvaje.”

El arte se realizó en conjunto con la artista capitalina RapsRapsRaps, quien tuvo la idea de nombrar el disco «Inestable», lo que desencadenó una lluvia de ideas que desembocaron en la iridiscencia, que se convirtió en el eje perfecto para dictar el arte del disco. La iridiscencia es efímera, sus estelas casi inatrapables, cambiantes, difícilmente se quedan quietas y adoptan una sola forma. Tal como Glass.

“Somos juguetes de los astros.”

Asimismo, se sigue buscando el favor de los astros al incluirlos en el arte. En este disco se siguió apostando por el estilo HiNRG del 2023. Siguiendo la tradición del estilo, Glass logró el objetivo de arriesgar más el sonido de producciones anteriores, subir la intensidad de sus sentimientos, y sobretodo ampliar la gama de sus vocalizaciones. Es música conmovedoramente bailable, que da la sensación de flotar a través del abismo de una pista de baile. Los ritmos y voces pueden pasar de dulces a escalofriantes, etéreos, y con un toque de nostalgia. Cuando escuchas a GGG te sumerges en un hipnótico mundo de ensueño. El HiNRG se vuelve a encontrar con el coldwave y el synthpop.